143 días de batalla por voto electrónico terminaron en fracaso

Leonel y La JCE protagonizaron un candente debate sobre el controversial voto.

El mal de origen que llevó a la suspensión de las elecciones municipales está en el voto automatizado, un debate que duró alrededor de 143 días hasta convertirse en la causa del fracaso de los comicios y un golpe al sistema democrático.

En el sistema de votación estuvo el ojo público en los últimos 16 días de las primarias del 6 de octubre del 2019, luego que los sectores partidistas que apoyan la candidatura de Leonel Fernández cuestionaran que los equipos no fueron sometidos a una auditoría previa y que, por tanto, debía hacer un conteo manual del nivel presidencial, lo que fue rechazado por la Junta Central Electoral (JCE).

A las 4:00 de la tarde del día de las primarias, cuando cerraron los colegios, el sector de Leonel Fernández criticó la decisión de la JCE y cuando cerró el conteo que dio ganador a Gonzalo Castillo, Fernández denunció que la voluntad popular había sido vulnerada y los días posteriores fueron de tensión entre la JCE y Leonel Fernández.

El expresidente incluso protestó ante la JCE pidiendo una auditoría forense que se inició en diciembre con una empresa cuestionada y luego la Fundación Internacional de Sistemas Electorales (IFES) hizo una evaluación técnica a los equipos, que aunque dio el visto bueno hizo recomendaciones para mejorar la seguridad del sistema.

La JCE emitió una resolución en la que estableció que solo aplicaría el voto automatizado si lograba el apoyo unánime, pero luego varió esa posición y lo estableció a pesar de la oposición de al menos seis partidos políticos encabezados por la Fuerza del Pueblo, que preside Fernández.

La batalla entre la JCE por demostrar que el 6 de octubre no hubo fraude y Leonel Fernández por evidenciar que hubo irregularidades incluyeron un aluvión de líderes de opinión pública en su mayoría opinando en contra del expresidente y sus reclamos fueron calificados de pataleo. Cuando la JCE emitió una resolución aprobando el voto automatizado para el 60% de los electores concentrados en los 18 municipios más poblados, el expresidente le habló a la nación para rechazar de manera tajante esa decisión.

En la carta pastoral por el Día de la Altagracia, los obispos emitieron un comunicado en el que pidieron confiar en la JCE y el expresidente respondió que es el órgano electoral el que debe ganarse la confianza de la ciudadanía.

Sobre el sistema de votación, el Partido Revolucionario Moderno (PRM) fue tibio en las críticas aunque siempre se cuidó de hacer recomendaciones para fortalcer la seguridad del sistema.

El PLD fue gran defensor del voto automatizado

El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) fue el gran defensor junto con la JCE y sus partidos aliados, del voto automatizado que ha sido descartado en la mayoría de los países por la vulnerabilidad que implica. El partido oficialista acusó al antiguo presidente de la organización de oponerse a la tecnología y promovió un debate de opinión que inducía a que usar boletas sería un retroceso para el país porque supuestamente dificulta el conteo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorEl PLD y sus aliados alegan sabotaje en las elecciones municipales
Noticia siguienteLa anomalía se supo a prima noche del sábado previo a comicios