Bayaguana, una comunidad movida por la fe y el ecoturismo

El municipio de la provincia Monte Plata recibe miles de personas que acuden a la parroquia Santo Cristo de los Milagros en busca de sanación o para dar gracias por lo recibido, así como para conocer sus atractivos.
Los saltos y balnearios están entre los principales atractivos de este municipio de la provincia Monte Plata

Tomando de la mano a su niño de nueve años y con la otra sosteniendo un velón blanco, Altagracia Concepción sube por la escalera de la capilla de la Parroquia San Juan Bautista de Bayaguana, Monte Plata, para pedir por la salud de su pequeño.

En medio de la escalera, encuentra lo que busca: el Santo Cristo de los Milagros, una imagen tallada en madera que apareció en el año 1494, y que desde entonces se ha convertido en una de las principales representaciones de la fe católica en esa provincia del norte del país, a donde acuden devotos nacionales y extranjeros.

“Bayaguana es una tierra de fe”, asegura el gobernador de la provincia, Nicio Rosario, quien cuenta que este municipio, cuyo nombre oficial es San Juan de Bayaguana, fue fundado en el 1606 por los habitantes de los pueblos de Bayajá y Yaguana.

Ubicado a unos 76 kilómetros de Santo Domingo, esta comunidad compuesta por aproximadamente 35 mil habitantes “que en su mayoría es católica. Eso se demuestra porque la parroquia del pueblo se mantiene llena todos los días, y en los feriados los turistas abarrotan los alrededores de la misma”, asegura Rosario. Recientemente, justo en la parroquia fue celebrada una de las fiestas más tradicionales y representativas del municipio.

Se trata de la Fiesta del Cristo, a la que se dan cita, además de los miles de feligreses dominicanos y de otros países, personas vestidas de vaqueros que se reúnen para celebrar una emblemática corrida de toros. Esta festividad se realiza desde la fundación de este municipio.

En la misma, de acuerdo con comunitarios, todos los participantes montan a caballos por diferentes calles y se concentran posteriormente en el Parque Central de Bayaguana, que justamente queda al frente de la parroquia.

Cada 28 de diciembre, el día en el que se lleva a cabo, Alejandro Olmos se da cita al lugar. Dice que desde hace 10 años disfruta religiosamente del evento. “Compro mi ropa unas semanas antes y alimento bien a mi caballo. Estar preparado para eso es en lo único que pienso cuando llega diciembre”, manifiesta este comunitario, al tiempo que afirma que igualmente disfruta de la procesión que encabeza la parroquia.

Esta parroquia fue declarada en el 1919 como patrimonio nacional por la Oficina de Patrimonio Cultural, y luego en el 2000 recibió la categoría de Centro de Peregrinación por decreto del Papa Benedicto XVI.

Nuevo Santuario

En Bayaguana también emerge otro proyecto de culto católica que promete ser uno de los principales del país, por su simbología y dimensión.

El proyecto Santuario Santo Cristo de los Milagros, es una obra concebida como un centr de peregrinación que acogerá a 1,500 personas sentadas. Aunque no se ha terminado, encargados de la construcción informaron que contempla área de formación y promoción humana, área ecológica, campo agrícola-experimental, salón multiuso, área para las ferias de los productos del campesino, taller de artesanía, jardines, casa presbiteral y para religiosas, oficina de asistencia social, entre otras.

El diseño de la obra fue realizado por el arquitecto y diácono Marcos Núñez. La infraestructura a lo lejos simboliza dos manos uniéndose a modo de oración, mientras que, al lado, el campanario está diseñado como dos manos abiertas hacia el cielo.

A lo interno, la asamblea es rodeada por dos caminos en los extremos que representan la historia de Cristo desde su nacimiento hasta su crucifixión, y desde su crucifixión hasta la venida del Espíritu Santo. El mismo está plasmado en vitrales y capillas.

Al entrar, se aprecia de inmediato un camino que dirige al visitante hacia un diseño gigantesco en forma de cáliz y sobre éste un círculo que simboliza una hostia.

El santuario cuenta con un área para el coro, que está sobre la asamblea y al cual se puede acceder por una escaleta lateral.

La obra, dirigida por el Arzobispado de Santo Domingo y del Gobierno, tiene un costo que ronda los 300 millones de pesos, y por su diseño es comparada con la Basílica de Higüey.

Fue iniciada hace más de 10 años, pero los encargados del proyecto aseguran que estará lista para este año.

Hace unos meses el presidente de la República, Danilo Medina, realizó una visita sorpresa a la obra para constatar el estado de la misma. Esa fue su segunda visita, la primera la realizó en el 2017. Estuvo acompañado por líderes católicos y comunitarios de la zona.

El Salto Socoa está entre los espacios ecoturísticos de la zona.

Esparcimiento

Bayaguana también se caracteriza por sus bondades naturales. Miles de criollos y turistas visitan anualmente saltos y balnearios. El ecoturismo de la zona es conocido principalmente por Salto de Comate, Salto Comatillo, Salto Socoa, y Salto Alto.

Estos espacios son ideales para quienes buscan un lugar de recreación sano y refrescante, rodeados de árboles. Son los lugares habituales en los que familias encienden un fogón y cocinan para pasar el día disfrutando del aire fresco y el deleitante sonido del agua entre las rocas. “Disfrutar de un ambiente natural, limpio y seguro, es una experiencia a la que invito a todo el mundo. Eso lo encuentra en Bayaguana, una comunidad que es movida por la fe y el ecoturismo”, subrayó el gobernador Rosario.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

  • Etiquetas
  • d4
Compartir
Noticia anteriorAtribuye muerte de pollos al virus “Newcastle”
Noticia siguienteSlitech, obtiene premio a la Excelencia Empresarial