Atribuye muerte de pollos al virus “Newcastle”

Decenas de aves han muerto en granjas de Moca, provincia Espaillat.

El ministro de Agricultura, Osmar Benítez atribuyó ayer a un brote del virus del Newcastle, la muerte de pollos y gallinas que denunciaron varios granjeros en Moca, mientras que productores denunciaron pérdidas de 300 millones de pesos.

“La dificultad que han tenido los productores de pollo en este momento no es por la influenza aviar, sino por el “Newcastle” y tanto la influenza aviar como el “Newcastle” son enfermedades que están en la República Dominicana desde hace muchos años”, sostuvo el ministro durante un encuentro con la prensa realizado despacho en el Ministerio de Agricultura.

Benítez culpo de esa situación a cambios que hicieron los productores en el esquema de vacunación en busca de ahorrar dinero en su producción.

Responsabilizó a productores

“Lo que ha ocurrido ahora es un brote fruto del descuido con el programa de vacunación y frutos de cambios en las marcas de vacunas. La enfermedad vuelve porque algunos productores se han descuidado en la vacunación de los pollos, queriendo ahorrarse unos pesos y a algunos le recomendaron unas vacunas que eran súper especiales y cambiaron el programa de vacunación y ahí tenemos la dificultad”, advirtió el funcionario.

Explicó que en el país existe el “Newcastle” que al igual que la aviar es una enfermedad respiratoria que afecta a las aves, pero que con los cuidados de lugar no sugiere ser un problema mayor, debido a que es una enfermedad endémica a nivel mundial.

Agregó que para controlarlo solo se necesita cumplir con un programa de vacunación y cada vez que el productor se descuida con la vacunación el brote surge y afecta a los pollos.

Benítez señaló que esa enfermedad no ha sido obstáculo para la producción de las aves debido a que es una gripe que afecta el pollo igual como afecta a los humanos. “La mejor forma de explicarle esta situación a los ciudadanos, es ponerle el ejemplo de cuando le da gripe. Cuando a usted le da gripe el virus tiene un ciclo, se va desarrollando en tres o cuatro días de síntomas y malestar, y luego se le quita”, apuntó. “La gripe aviar es una enfermedad que le da a los pollo y mientras la padecen dejan de alimentarse porque pierden el apetito y pierden libra. Entonces, si tú no lo manejas bien, el pollo que no está comiendo bien y se estresa puede hasta morirse”, añadió.

Benítez informó que en el día de hoy en el Ministerio de Agricultura sostendrá un encuentro con los productores afectados, para trazar acciones conjuntas y evitar que la situación empeore.

Denuncian perdidas en Moca

Productores avícolas de Moca y Licey al Medio, señalaron que con la muerte de alrededor cuatro millones de pollos y gallinas, han tenido pérdidas de unos 300 millones de pesos.

Ambiórix Cabrera, presidente de la Asociación de Productores Agrícolas de esa zona (Aproamoli), dijo que esa entidad acoge a 187 criadores de gallinas y pollos, que en su mayoría han sido afectados. Aseguró que debido a la enfermedad las muertes de las aves ya superan los cuatro millones, aunque según él, Benítez, minimizó la denuncia de los avicultores. “Este asunto no se puede manejar con teorías, ya se está provocando un desabastecimiento de pollo y ahora van a tener que importar. Este país da asco mientras los hombres de trabajo se ven afectados porque las autoridades no acuden en su auxilio”, apuntó el presidente de Aproamoli.

Asegura todavía es muy pronto para diagnostico

El presidente de la Asociación Dominicana de Avicultura (ADA), Pavel Concepción, informó que todavía se está tratando de determinar con exactitud, a través de análisis de laboratorio, cuál de las dos enfermedades es que está causando las muertes. Indicó que existen factores que pueden influir en los brotes, entre ellos, las condiciones del clima y el manejo inadecuado de las aves. Precisó que en marzo el problema habrá disminuido a su mínima expresión. Dijo que en Moca es en donde se tiene mayor impacto

Productores claman por ayuda del Gobierno

Los productores del Distrito Municipal en La Laguna de Moca, provincia Espaillat, aseguraron son los más afectados, debido a que hay alrededor de treinta granjeros. Sener García informó de la muerte 11,500 gallinas y 16,500 pollos de los cuatro pequeños proyectos que tiene. “Estoy en quiebra. Son siete millones que debo y no se ahora cómo voy a pagarlo. Necesitamos de la mano amiga del Gobierno para que nos ayude a levantarnos” ,dijo. Se quejó dela escases de las vacunas que se requieren para el reforzamiento de los pollos.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior“Me siento como el puente entre todos estos lugares”
Noticia siguienteGobierno impulsa la seguridad agroalimentaria