“La corrupción ha dañado la democracia en AL”

El catedrático durante la conferencia en Intec.

La corrupción ha dañado terriblemente a la democracia en América Latina, ocasionando incluso que antipolíticos lleguen a ocupar la primera magistratura en algunas nacionales, como el caso de Jair Bolsonaro en Brasil.

Así lo afirmó el catedrático chileno Erneto Ottone, durante una conferencia donde se debatió sobre los movimientos sociales en América del Sur: interpretaciones e implicaciones para Republica Dominicana, organizado por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec) y Seguros Reservas.

En la conferencia, el objetivo de abrir un diálogo entre actores de los partidos políticos y analistas locales de la realidad regional, Ottone precisó que en Brasil la población votó por Bolsonaro por el miedo a la criminalidad y a la corrupción.

Ottone sostuvo que en la región la democracia ha caído, por causas múltiples aunque la falta de fiscalización en las instituciones es la principal.

“En América Latina pasamos un tiempo bueno, pero después de un tiempo bueno, hemos vuelto a un crecimiento de la informalidad laboral, se estancó la caída de la desigualdad, se estancó el perfeccionamiento de la democracia. Hoy día estamos viviendo con una división de poderes, cuya autonomía es muy lábil en América Latina, con un aumento de la criminalidad, con una aumento de la corrupción porque en la medida que las instituciones democráticas no controlen, los países no estén alerta pues habrá más corrupción, puntualizó.

“No es solo la economía, es también la política y lo social, hay una cultura del miedo, hay una caída, una degradación de la actividad política, de la capacidad de la reflexión política. Las emociones lo ocupan todo, son parte de la política y nadie se puede imaginar una política de laboratorio, de gabinete, es también relación, empatía y con eso la democracia tienen una deuda muy grande respecto a su desarrollo actual”, argumentó el experto suramericano.

Hipocresía a la política

En el panel “Una visión del liderazgo político dominicano”, en el que participaron el senador por Santiago, Julio César Valentín; el miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Melanio Paredes; y los miembros del Partido Revolucionario Moderno (PRM) Geanilda Vázquez y Eduardo Sanz Lovatón, este último señaló que en las sociedades latinoamericanas existe cierta hipocresía respecto a la política y una falsa percepción sobre al trabajo político.

Paredes destacó que hay un evidente incremento de la corrupción y una degradación de la calidad de la democracia, “El hilo conductor de la insurgencia popular es la desigualdad y la inequidad”, señaló Paredes, y puso como ejemplo los casos recientes de Haití y Chile.
De su lado, Geanildad Vásquez, habló de la necesidad de establecer mecanismos de control y de retomar los aspectos ideológicos a nivel de la ciudadanía.

En tanto que Valentín destacó que los políticos están retados a reaccionar “si no cambiamos, nos cambian”.

“La democracia va a tener que cambiar

El profesor Ottone advirtió que la democracia representativa tendrá que cambiar. “Ver como continua, va a tener que combinarse con otros elementos que tomen en cuenta las nuevas tecnologías y las emociones y las situaciones que han cambiado”, dijo al hacer referencia al crecimiento de partidos ultranacionalistas con discursos xenófobos extremos. Ottone señaló, además, que la extrema desigualdad que se evidencia en los países de la región es incompatible con la democracia. “Nada obliga a que haya democracia,, hay democracia porque es preferible”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorRuiz pesará 50 libras más que Joshua en la revancha
Noticia siguienteAutoferia facilita compra vehículos eléctricos