Asesinato en la Núñez

    En cualquier parte del país ocurre un crimen. Y la gente se acostumbra. En el caso del Distrito Nacional y sus áreas más concurridas o céntricas la violencia sangrienta cae en el nivel de excepción, pero cada cierto tiempo, el crimen se deja sentir, hace recordar que ningún sector está exento de la sangre. Llámese Naco, Piantini, Urbanización Fernández, El Millón, Mirador del Sur. Una muerte violenta siempre será llamativa y lamentable. La última ocurrió en la avenida Núñez de Cáceres, el jueves en la madrugada. El joven Miguel Ángel Hernández Suberví fue baleado en en un establecimiento de comida rápida, sin mediar palabras. Todo lo cubrió el silencio. Dondequiera, la violencia acecha.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorLa alianza provoca fricción en el PRM
    Noticia siguienteProtestas ponen contra las cuerdas a la debilitada economía de Latinoamérica