El camino despejado de Luis

Señor director: Estrategas y analistas políticos afirman que el peor de los escenarios, las encuestas dan ganador a Luis Abinader. Si ello combinado con la reducción y debacle del PLD, cualquiera se anima a llamar desde ahora “Excelentísimo Señor Presidente de la República”, a Luis Rodolfo Abinader.

Escalofrío nos dio escuchar a un ex patriarca de la JCE decir que “las probabilidades que tiene Gonzalo Castillo de ser Presidente son las mismas que él tiene de llegar a la luna”. Somos de los convencidos de que el joven empresario será el próximo Presidente.

Creemos que no hay tiempo que perder ni espacio que desperdiciar por parte de los partidos, movimientos y organizaciones de la sociedad civil, porque todos los caminos conducen a ponerse del lado del candidato y próximo mandatario.
No obstante, su equipo de estrategia debe afinar la puntería y no aventurarse a firmar acuerdo con personas y grupos que mañana puedan ser solicitados por los tribunales.

Luis está en el deber de abrir su comando de campaña para que todo aquel que se sienta castigado por la política de ahogamiento del partido que ostenta el poder encuentre un espacio para el desquite. Luis debe firmar acuerdo con las organizaciones políticas que ya se cansaron de un PLD al frente de la cosa pública, pero sobre todo, rubricar un acuerdo de cariño con las entidades sociales, juntas de vecinos, comités de amas de casa y sindicatos y darles esperanza de que se sientan parte de la nueva era de bendición dicha, felicidad y bienestar que se avecina.
Desde ya, Luis debe convocar a su equipo para diseñar el plan estratégico de su campaña y de paso dejar constituido el “gabinete de la sombra” con el que ha de demoler las pretensiones continuistas del gobierno.
Nélsido Herasme
Periodista

Nicho abierto

Señor director: ¡Hay un nicho abierto, en el Cementerio Cristo Rey! La casilla marcada con el número 4, bloque A, se le ve parte de una osamenta y la lápida está destruida, en las tumbas para los infantes, que están cerca de la avenida Paseo de Los Reyes Católicos .

El 16 de agosto de 2019, vimos ese sepulcro desprovisto de su lápida. El pasado 1 de noviembre visitamos este camposanto y notamos la misma anomalía. Fue desalentador observar este panorama deprimido, por el nulo urbanismo: los caminos son ponzoñosos, hay muchos sarcófagos sin identificar y hasta había excremento en una tumba. El 9 de julio, llamamos y, luego, nos apersonamos a la Alcaldía del Distrito Nacional para buscar más información sobre un contrato de arrendamiento con este cementerio, se negaron a gestionar este tipo servicio, y nos remitieron a la Oficina de Servicios Públicos de Villa Consuelo.

¿Dónde está el respeto por la dignidad humana? Es utópico exigir organización en los cementerios, cuando no gozamos de eficiencia en el ámbito de la salud y demás servicios básicos, pero no por ello desistimos. El 6 de noviembre informamos lo visto al administrador del Cementerio Cristo Rey, y dijo que ordenaría tapar el hueco.

Solicitamos a los alcaldes que mejoren los camposantos, y les ofrecemos la propuesta “Dayanara in memoriam”, una radiografía de los cementerios del DN, que contiene recomendaciones para optimizar, modernizar y facilitar los servicios de los panteones del país, sobre todo, para respetar y preservar la dignidad humana.
Elvira Hernández
Ciudadana

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorInterés nacional e interés privado
Noticia siguienteLa globalización y su descontento