Criminal arboricidio

Los conté uno… dos… tres cada cinco metros a lo largo de siete kilómetros de vida verde para los humanos niños, adolescentes, adultos y viejos, de todas las procedencias y colores. Los conté uno… dos… tres en la franja de diez metros de ancho, a lo largo de todo el placer natural de la caminata sin tiempo, para respirar profundo, para testimoniar amaneceres y atardeceres, para hacer un paréntesis de paz en medio del insoportable tráfago motorizado… (Al final no se me ocurrió más que maldecir a quienes proponen el criminal arboricidio del Mirador del Sur, en atroz homenaje al dios Monóxido de Carbono).

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorGremios paralizan los hospitales por 100% en pensiones
Noticia siguienteJohnny en la historia