“Aquí hay que dejar de rendirle tanto culto a las cifras”

Luis Reyes aseguró que la ONG Oxfam tiene un desconocimiento “terrible” de lo que significa estructurar un presupuesto.
El funcionario responde a las críticas del economista José Rijo y de la ONG Oxfam; asegura que el Gobierno no ha desbordado el techo de los gastos

El director general de Presupuesto, Luis Reyes Santos, aseguró ayer que en República Dominicana hay que comenzar a desmontar la existencia de una serie de mitos en torno a las cuentas fiscales, y uno de ellos tiene que ver con la nómina pública y el aumento de ésta, y el gasto público.

Criticó que siempre que se avecinan las elecciones comienzan a surgir denuncias de naturaleza diversa, incluida la de que el Gobierno se excede en el gasto por cuestión de la campaña. “Y qué bueno que surjan esas denuncias, porque la transparencia de las cuentas fiscales permite un escrutinio y un análisis profundo, que nos permite a la vez concluir si esas imputaciones que se les hacen al Gobierno son ciertas o no”, indicó el funcionario, entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe y respondiendo directamente al economista José Rijo Presbot.

El 30 de octubre Rijo Presbot aseguró que el Gobierno subió el gasto en septiembre en RD$1,296 millones, en renglones como combustible, publicidad, viáticos, alimentos y bebidas, nominillas y compra de vehículos. El economista sostuvo que durante ese mes la precampaña política para escoger los candidatos a cargos de elección popular fue el único hecho excepcional que podría explicar ese aumento del “gasto clientelar”.

Pero Reyes Santos explicó ayer que cuando se realiza, por ejemplo, el análisis de la publicidad, hay que verlo por objeto de gastos.

“Todo el mundo conoce que los pasados meses el país enfrentó una situación compleja en el sector turismo y que la principal partida de gastos en publicidad es el gasto que ejecuta el Ministerio de Turismo con publicidad que se coloca en el exterior y que se paga en dólares. Y hubo un gran esfuerzo por contrarrestar la situación que enfrentaba el país, con el gasto en publicidad en el Ministerio de Turismo. Pero también tuvimos enfrentando una situación que se da todos los años... y ha habido y todavía están esas campañas ahí para orientar la población en el manejo de las enfermedades de transmisión a través de plagas que todos los años afectan el territorio nacional, como es el caso del dengue”, expuso.

Resaltó el alto costo que implican las contingencias para afrontar males como ese del dengue. “Simplemente se manda a colocar publicidad y se aumenta”, planteó. Con sus puntualizaciones, el director de Presupuesto respondió -a la vez- de forma directa a un informe presentado la semana pasada por la Organización No Gubernamental Oxfam, en el que critica el gasto en algunas áreas o instituciones del Gobierno, alegadamente sin un soporte que lo justifique.

Reyes Santos prometió hablar en algún momento a través de un artículo de ese tema que él denomina “mitos”. “Uno de los mitos más grandes que hay es el de la nómina. Claro que la nómina tiene que dispararse en septiembre por inicio del año escolar y por la incorporación de nuevas escuelas para esa fecha”, sostuvo, respondiendo a preguntas formuladas por el director de elCaribe, Osvaldo Santana, quien dirigió la entrevista.

Reyes Santos acudió al encuentro en compañía de Alejandro Mercedes, asesor; Odilys Hidalgo, directora de Servicios Gubernamentales; Natalie Souffront, directora de Evaluación y Calidad del Gasto Público, y Bernardo Núñez, director de Comunicaciones. Mientras, por el diario, en adición a Santana, participó el subdirector Héctor Linares y el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte.

En referencia a versiones emitidas, de que el Gobierno subió de manera considerable la nómina pública en los últimos siete años, el funcionario gubernamental calculó y aclaró que si se elimina el incremento que existe en el gasto en educación por concepto de nómina, podrá verse que el resto de la nómina pública solo aumentó 0.3% del Producto Interno Bruto, que en valor absoluto equivale a RD$15,000 millones. “Hablo en valor actual y.. ¿qué se hizo con esos 15 mil millones de pesos?” preguntó Reyes Santos.

“Recuerden ustedes hace cinco o seis años el tema del aumento de los sueldos de la Policía, de los médicos y de los soldados; era un tema que estaba en la agenda nacional en primer plano. Con esos 15,000 millones de pesos nosotros resolvimos prácticamente todo ello”, rememoró. Dijo que no es verdad que quedan suficientes recursos para el Gobierno tener nóminas significativas en el Estado. “Esos son mitos, mitos de personas que obviamente deberían hacer un examen más exhaustivo de las cuentas fiscales. Eso está ahí; lo podemos ver”, indicó.

De acuerdo con los números que maneja Reyes Santos, si se quitan, por ejemplo, los aumentos que se hicieron a la Policía, a los miembros del Ministerio de Defensa y a los médicos, se apreciará que la nómina se ha mantenido casi fija.

“Mas aún, eso no lo decimos nosotros. El estudio Mejor gasto para mejores vidas, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo el año pasado, plantea que República Dominicana es de los países que mantiene una de las nóminas más bajas de América Latina”, dijo.

Los funcionarios de la Dirección General de Presupuesto conversaron sobre temas variados con periodistas de elCaribe.

¿Qué hacer con presión fiscal baja y la social alta?

Luis Reyes Santos explicó que aún hay logros no alcanzados en el país (como el de elevar a 400 ó 500 dólares el sueldo de los policías) porque la presión fiscal es muy baja. “Es de 14.2%, mientras la de América Latina es 24.2%, lo que quiere decir que tenemos diez puntos porcentuales por debajo del promedio de la región. Eso, en valor absoluto, representa para nosotros, aproximadamente, 400 mil millones de pesos. Imagínense lo que podría hacer el Estado, sobretodo en este entorno internacional tan convulso e inestable, para nosotros comenzar a cerrar brechas sociales que están acumuladas ahí durante años, que es el desafío que tiene el Estado dominicano”, sostuvo.

Pasos que el ciudadano sienta que son efectivos

El director de Presupuesto no suele andarse con rodeos en el abordaje de los temas de su competencia. “Esas deudas sociales es el desafío que tiene el Estado. El problema es que hay que dejar de rendir culto a las cifras y tenemos que contar con políticas más efectivas en favor del ciudadano y que puedan ser más transparentes que las existentes”, planteó. “Es verdad que hemos avanzado muchísimo en ello, pero necesitamos políticas que lleven al ciudadano sentir que son efectivas”, dijo.

Buen desempeño
En materia de gasto damos cátedra y nunca hemos desbordado el tope de gasto que nos ha establecido el Congreso; eso lo respetamos”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorConep y AIRD realizan jornada de socialización
Noticia siguienteCañeros piden turno en Cámara Diputados para exponer petición