Presidente del Codia garantiza calidad de viviendas

El Codia garantiza las viviendas que sus miembros construyen.

El presidente del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia), Dionisio Navarro, reconoció la existencia de vicios de construcción en algunos de los apartamentos construidos por empresas constructoras, pero atribuyó la situación a la falta, en algunos casos, de supervisión de las instituciones responsables.

Navarro consideró que los problemas que en ese sentido se presentan son las excepciones, mientras que la calidad de esos inmuebles son la regla, sobre todo aquellos levantados por los colegiados, quienes cumplen con las normativas y especificaciones técnicas que rige la materia.

El presidente del Codia señaló que algunos adquirientes de viviendas se han dirigido al gremio para denunciar problemas que podrían calificarse de menores, los cuales han sido corregidos tras acuerdos entre el profesional constructor y el ciudadano comprador.

“Nosotros no apadrinamos ningún tipo de acciones violatorias a nuestro Reglamento Interno Estatutario y a la ética que deben mantener en todo momento nuestros agremiados durante su ejercicio profesional”, indicó.

Añadió que durante su gestión ha realizado operativos en los proyectos de construcción verificando los mismos, su cumplen con las normativas establecidas observando los planos, las empresas constructoras, y el o los ingenieros residentes responsables de las obras.

Expresó que ha constatado durante las visitas realizadas que algunas viviendas en construcción no están debidamente identificadas con el nombre del profesional que la levanta, lo que vulnera la ley 6200 sobre el ejercicio de las ingenierías, arquitectura, agrimensura y ramas afines. Precisó que esa disposición constitucional señala en su artículo 16 que “durante el tiempo de ejecución de una construcción es obligatorio para el empresario o profesional la colocación en la obra, en un sitio bien visible al público, un cartel que contenga el nombre de la empresa, del profesional o profesionales responsables y el número de su colegiatura en el Codia”. Valoró que eso es importante para las partes que intervienen de manera directa en las edificaciones de viviendas, puesto que la ciudadanía y futuros adquirientes se percatan de que las mismas están a cargo de un profesional avalado y delimita su responsabilidad.

Navarro dijo sentirse identificado con la denuncia de Anina del Castillo, directora de Pro Consumidor, quien denunció ayer durante un amplio trabajo en la edición del miércoles en el periódico elCaribe, las vicisitudes padecidos por algunos adquirientes de viviendas que presentaron “vicios de construcción”, o porque sus constructores no cumplieron con las especificaciones contractuales.

Recordó que cualquier persona que se considere burlada o engañada por un ingeniero, arquitecto o agrimensor, puede denunciar la situación, por escrito o verbal, ante la junta directiva, la cual la remitirá al Tribunal Disciplinario, quien es el “órgano encargado de conocer y decidir las causas de carácter profesional que se instruyan contra los miembros del Codia por infracciones a su Reglamento, a la ley de ejercicio profesional y por violaciones a las normas de ética profesional”.

Señaló que el gremio que preside, suscribió un acuerdo de trabajo con el Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) tendente a realizar acciones recíprocas de cooperación interinstitucional con la finalidad de garantizar una mayor calidad en las construcciones de viviendas.
Navarro indicó que en ese convenio firmado con Anina del Castillo, “nos comprometemos establecer las bases y líneas de trabajo conjunto para fomentar el derecho de los consumidores y estimular mejores prácticas comerciales en el sector inmobiliario y de construcción”.

En esta alianza estratégica, dijo, el Codia ejecutará campañas de concienciación dirigidas a sus profesionales sobre la calidad de los materiales utilizados en la construcción y fomentar las buenas prácticas comerciales en las áreas de las ingenierías, arquitectura, agrimensura y afines, mientras que Pro Consumidor proveerá las informaciones para la difusión a través de sus representantes de los servicios relacionados a las profesionales que representa el Colegio y, al propio tiempo, garantizar los derechos de los consumidores y usuarios de las viviendas Del Castillo, directora de Pro Consumidor explica que estos conflictos entre adquirientes de viviendas y constructores o desarrolladores inmobiliarios se dan con frecuencia, especialmente en Santo Domingo Este, pero también en todo el gran Santo Domingo y Santiago.

Acoprovi defiende integridad del sector

En el trabajo publicado ayer en este diario, se recoge que la presidenta de la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi), Susy Gatón, defiende la integridad del sector y explica que muchas quejas no son por vicios graves, sino por temas sencillos y fáciles de corregir, como grietas superficiales. Dice, además, que Acoprovi llama a sus miembros, unos 250, a seguir las pautas de Pro consumidor y participar en las mediaciones.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorBanca Solidaria presenta su Carta de Compromiso
Noticia siguiente¿Por qué Pepín Ministro de Obras Públicas?