Investigación evidencia desigualdad en sector microempresarial en RD

Por Danensy Encarnación

La Fundación Reservas del País y el Instituto Tecnológico Santo Domingo (INTEC), informaron de un estudio donde se indica que la participación de las mujeres en las microempresas es desigual en comparación con los hombres.

Las conclusiones determinaron que las pequeñas empresas de propiedad femenina que tienen un menor tamaño, experimentan menos crecimiento y permanencia en el tiempo, evidenciando una dinámica diferente con relación a las microempresas propiedad de hombres.

Según el estudio, las microempresas de mujeres son menos propensas a sufrir cambios en su planilla laboral, debido a que el 80.6% de ellas continúa operando con el mismo número de personas con el que iniciaron. Solo el 14.1% aumentó su fuerza laboral y un 5.3% la redujo. En cambio, el 61.2% de las empresas de propiedad masculina no varió su registro laboral y una cuarta parte aumentó su personal.

La investigación arrojó que las empresas con más de 10 años  regularmente son propiedad masculina (56.4%), dedicadas a comercio (47.2%) y servicios (33.4%), de más tamaño y mayor nivel de formalización.

La presidenta ejecutiva de Fundación Reservas del País, Rosa Rita Álvarez, dijo que el empoderamiento económico de las mujeres es ganancia, pero que se requiere la inclusión de género en los modelos económicos. "Las sociedades se han estructurado en torno a patrones sociales y culturales diferenciados por género, que han limitado el desarrollo pleno de las mujeres, su inserción en el empleo formal y en la generación de ingresos por cuenta propia, debido fundamentalmente a la asignación de sus principales responsabilidades dentro del ámbito del hogar”, expresó Álvarez.

Explicó que de acuerdo con el estudio las mujeres tienden a dedicarse más al comercio y servicio, pero dentro de ellos a los que generan menor rentabilidad, como los pequeños  colmados, la venta de comida, los salones de belleza.

 Mientras, que los negocios de los hombres se concentran, además del comercio, en otras actividades de mayor rentabilidad, como el transporte, herrería, metalmecánica, actividades inmobiliarias, de comunicación y agropecuaria.

En ese sentido, agregó que al inicio de sus negocios las mujeres invirtieron poco capital, porque disponían de menos activos que los hombres y  las que ya estaban operando, dijeron que las ganancias generadas se utilizaban  para urgencias, gastos familiares y del hogar.

 Además, sus actividades económicas y el mercadeo se enfocan en sus propios barrios y comunidades para posibilitar la combinación de las labores del negocio con las tareas de la casa.

El “Estudio sobre la Participación de las Mujeres y la situación de Igualdad de Género en las Microempresas de la República Dominicana”, reveló que  al considerar tomar un crédito, las mujeres expresaron que no contaban con las garantías suficientes que respaldaran sus solicitudes.

"Las mujeres por su alto sentido de responsabilidad, por temor a quedar mal, a no poder asumir sus compromisos de pago, así como al riesgo de pérdida, les hacen ser más cautelosas y presentar solicitudes de financiamiento de montos menores a los solicitados por los hombres”.

Las estrategias

Rosa Rita Álvarez resaltó que en el Gobierno de Danilo Medina se han desarrollado estrategias de apoyo a las microempresas que favorecen las oportunidades para las mujeres y se encuentran reflejadas en diferentes instancias, programas y proyectos gubernamentales.

“Se requiere la inclusión de la perspectiva de género en los modelos económicos predominantes, que impulse el desarrollo de políticas y estrategias con enfoque feminista y considere las necesidades particulares de las mujeres, porque apostar por su empoderamiento económico es ganancia para su propio desarrollo, cl de sus familias y el de la sociedad”, indicó.

Colaboración 

 El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en República Dominicana, fungió como institución colaboradora para la realización de la investigación.

Inka Mattila, representante de la institución a nivel local, señaló que la Agenda 2030 llama a los países a tomar medidas para asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres en el ámbito económico, social y ciudadano, promoviendo la equidad e inclusión en todos los espacios de la sociedad.

“En el PNUD entendemos que hombres y mujeres experimentan los desafíos de desarrollo de manera diferenciada y consideramos imprescindible mirar con un enfoque de género esta realidad para responder a las necesidades específicas  de unos y otras, sin dejar a nadie atrás. Es por eso que brindamos acompañamiento integral a los países de la región, incluida Republica Dominicana, para avanzar en política y cambios en los marcos legales para una mayor igualdad laboral y para el empoderamiento de las mujeres reconociendo sus derechos igualitarios”, expresó.

En la actividad  estuvo presente la ministra de la Mujer, Janet Camilo, quien reconoció el valor importante del estudio para la contribución a las políticas públicas a favor de las mujeres microempresarias.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorHombre muere mientras practicaba Kitesurfing en Playa Encuentro
Noticia siguienteLeonel Fernández: Sistema de Seguridad Social tendrá que ser mejorado en una próxima gestión