El déficit de agua aumentó a 83 MM de galones

El río Haina casi está seco.

La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) informó ayer que su producción de agua potable se redujo en 83 millones de galones diarios, a causa de la sequía que impacta las cuencas de los ríos Isa Mana, Duey, Haina, Isabela y Nizao, que alimentan el servicio del Gran Santo Domingo.

Alejandro Montás, director de la CAASD, explicó que de 420 millones de galones diarios, la producción se ha reducido en 337 millones de galones, por lo que llamó a la población a economizar el líquido.

El funcionario detalló que el acueducto Valdesia-Santo Domingo ha reducido su producción en 20 millones de galones de agua potable al día (MDG).

“En condiciones normales, este acueducto aporta unos 6.50 metros cúbicos por segundo y al día de hoy está recibiendo 5.7, es decir, que tenemos una reducción de 800 litros por segundo. Su producción de agua potable este martes es de 129.89 MDG”, añadió.

En tanto que la presa de Valdesia se encuentra en la cota 138.37, su nivel mínimo es la cota 131 y el nivel máximo es la cota 150, es decir que ha disminuido su nivel en 11.63 metros.

En la mañana de ayer, Jigüey estaba en la cota 503.09, el nivel mínimo es la cota 500 y la máxima es 541.50, es decir, tiene un descenso de unos 38.41 metros en su nivel máximo, donde el río Nizao aporta una producción de 2.52 metros cúbicos por segundo.

Descenso

La producción del río Haina es un metro cúbico por segundo, es decir, opera al 25%. Con esta situación, el servicio de agua potable para la zona de Herrera y Santo Domingo Oeste, será muy deficiente, advirtió. Para mitigar la situación, la CAASD implementa un plan de contingencia que incluye la distribución del líquido de una flotilla de 125 unidades de camiones cisterna que recorren todos los sectores de la provincia.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorADN remodela mercado de Villa Consuelo
Noticia siguienteHace llamado a la cordura de cara a las primarias