Ineficiencia de servicios continúa afectando barrios

Los ciudadanos realizan grandes esfuerzos para almacenar agua.

El suministro limitado o nulo de agua para los quehaceres cotidianos, así como la falta de energía eléctrica, continúan afectando a los barrios más vulnerables de la Capital.

Las precarias precipitaciones en las cuencas de los ríos, arroyos y embalses de agua que abastecen al Gran Santo Domingo, no ha permitido mejorar sus niveles por la permanente sequía que perjudica a la región.

Igualmente, los capitaleños expresan que cuando llega el agua escasamente no pueden encender las bombas para colectar el líquido de forma rápida.

La situación cada semana empeora sin señales de mejoría, solo a la espera de que llueva o llegue en algún momento una tormenta que traiga consigo mucha lluvia.

Sectores afectados

Los sectores de Pantoja, Herrera, Los Alcarrizos, Pedro Brand, Arroyo Hondo, Villa Mella, Los Kilómetros, María Auxiliadora, El Caliche, Villa Esfuerzo, Villa Francisca, Villa Consuelo, Cristo Rey, Los Minas, Gualey, Guachupita, La Ciénega, Los Ríos, entre otros, sufren de los ineficaces servicios básicos.

“La situación del agua es terrible, a veces llega, otras no y solo llega a veces a esa bomba porque allá arriba no llegan, viene a las 8 de la mañana y ya a las 10 y pico se va, es un problema porque tenemos que buscar agua allá abajo para otro barrio y una situación muy mala. La energía eléctrica viene se va es un relajo, cuando hay una no hay la otra, pero lo más importante ahora es el agua”, dijo Rosmery Mena residente en El Caliche.

La precariedad del preciado líquido obliga a mujeres y hasta niños cargar cubetas, botellones pesados a distancia significativas, por lo general 100 metros, para abastecer sus hogares con agua lo más que puedan hasta esperar a la próxima vez que llegue.

La población no resiste más la situación y solo salen beneficiados los comercios privados que venden a un alto costo los botellones, camiones y tanques de agua.

El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDHRI) ha reiterado en varios momentos que el suministro de agua está garantizado hasta final de año, por lo que ha solicitado a la población a no entrar en pánico o especulaciones, sin embargo, ha admitido que es necesario que se produzcan lluvias para que los niveles de los embalses mejoren.

Por el momento la población está cruzando “el Niágara en bicicleta” para contrarrestar los efectos de las altas temperaturas y la carencia de agua potable.

347 millones de galones diarios al GSD

El director de operación de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), Luis Salcedo, informó a elCaribe que existe un déficit al día de hoy de 73 millones de galones diarios. “La producción al día de hoy es de 347 millones de galones por día, de 420 millones, que significa que tenemos un déficit de 73 millones de galones. Esto se debe a la disminución que tenemos en los ríos Haina, Nizao, Duey Isa e Isabela”, explicó Salcedo.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorRamón Pepín es posesionado en Obras Públicas
Noticia siguienteADN y Claro instalarán 90 puntos de wifi