Ven mayores ataques contra Leonel provienen de adversarios que había vencido

Leonel Fernández busca la candidatura presidencial del PLD.

Según se acerca el 6 de octubre, fecha para la celebración de las primarias abiertas en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), muchos de sus parciales se preguntan por qué será que casi todos los que tienen aspiraciones presidenciales dentro o fuera de ese partido, seleccionan a Leonel Fernández como el blanco a atacar.

La respuesta podría estar en la línea de éxitos políticos que ha tenido el tres veces Presidente de la República, que nunca ha perdido una batalla en su historial de aspiraciones.

Ni siquiera cuando optó por primera vez a terciarse la banda presidencial al interior del PLD, que siendo “un pinito nuevo” venció el 26 de enero de 1995 a viejos robles de esa agrupación como Euclides Gutiérrez Félix y Norge Botello, con una votación superior al 90 por ciento.

La próxima vez que Fernández debió lidiar hacia dentro del PLD para ser candidato presidencial fue para las elecciones del año 2004, pero su popularidad era tan avasallante que nadie se atrevió a disputarle la posición.

Le tocó entonces enfrentar por primera vez a Hipólito Mejía que había modificado la Constitución de la República para intentar la reelección presidencial.

Pese a que Mejía hacía campaña desde el Palacio Nacional, Fernández lo derrotó en primera vuelta, un acontecimiento que convirtió en ese momento a Mejía en el único presidente en América Latina que modificó una Constitución para repostularse y perder las elecciones.

También en las congresuales

Para las elecciones congresuales y municipales del 2006 los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Social Cristiano PRSC) formaron la denominada “Alianza Rosada”, mediante un pacto encabezado por Ramón Alburquerque y Federico Antún Batlle, presidentes del PRD y PRSC, respectivamente. Como testigos estuvieron el perredeísta y presidente del Senado Andrés Bautista y por el reformismo el principal impulsor del acuerdo, Amable Aristy Castro.

Los resultados de esa contienda fueron demoledores, pues Fernández y el PLD obtuvieron 22 senadores de un total de 32 y 96 diputados de 178, amargando la vida de Quique Antún y Ramón Alburquerque.

“Me venció el Estado”

En el 2007 y amparado en la reforma constitucional auspiciada por el presidente Mejía, Fernández se lanzó como candidato a la reelección para las elecciones del 2008. Fue enfrentado a lo interno por su secretario de la Presidencia y amigo de toda la vida, Danilo Medina, quien previamente renunció al puesto para organizar su campaña por la candidatura presidencial. El resultado fue apabullante. Fernández obtuvo 70% y Medina apenas un 30% de los votos.

Medina justificó ese hecho con la histórica afirmación de que “me venció el Estado”.

En las elecciones presidenciales del año 2008 a Fernández le tocó enfrentar a Miguel Vargas Maldonado del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y una vez más resultó vencedor al ganarle en primera vuelta.

Cuando se acercaban las elecciones del 2012 la mayoría de los funcionarios y legisladores cercanos a Fernández le propusieron que se lanzara a una reelección. Sería su tercera consecutiva, pero él se negó, aunque al parecer no le faltaban los deseos de continuar.

Entonces anunció su respaldo al actual presidente Danilo Medina, quien llegó a enero de ese año con un porcentaje desfavorable, según las encuestas.

Se afirma que esa situación empujó al Presidente Fernández a brindarle el mayor de los apoyos para poder vencer al candidato puntero del Partido Revolucionario Dominicano que en esa ocasión era, otra vez, Hipólito Mejía.

Una encuesta realizada por la firma Gallup Dominicana en el mes de noviembre del 2011 daba un 47.9% a Mejía y un 42.6% a Danilo Medina.

Así Fernández auspició una descomunal inversión en obras del Gobierno que según denuncias de la oposición superó los 40 mil millones de pesos, y conformó lo que llamó el “trío invencible” formado por él, Margarita Cedeño, su esposa y el candidato Danilo Medina, logrando otra vez el triunfo en primera vuelta.

Hipólito Mejía nunca asimiló este giro mágico y jamás reconoció la victoria de su contrincante Medina. Dicen que eso marcó su carrera política, no contra quien lo derrotó en las urnas, sino contra Fernández, a quien Medina le agradeció su apoyo y lo definió como el “líder del PLD”.

Aún está por verse cuál será el resultado de esta batalla interna en el interior del Partido de la Liberación Dominicana y aunque Fernández apoyó a Medina en las elecciones del 2012 y del 2016, tuvo que enfrentarlo ahora en este 2019, cuando veía sus intenciones de modificar la Constitución de la República para el reelegirse en la Presidencia.

“Lo siento mucho, pero ahora no te puedo apoyar”, le dijo Fernández a Medina, precisamente en una concentración anti reeleccionista frente al Congreso Nacional, que para muchos significó el fin del plan de reforma de la Constitución para habilitar al Presidente.

Un triunfador

A lo largo de su lucha por el poder, Fernández ha vencido a Hipólito Mejía, a Quique Antún, a Ramón Alburquerque, a Miguel Vargas Maldonado y a Danilo Medina, precisamente quienes más lo adversan radicalmente.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorSecreto, Lápiz y Musicólogo; unión y fuerza
Noticia siguienteLeonel asegura PLD asistirá unificado