Generaciones con buen sentido del humor

Cuquín Victoria, Felipe Polanco (Boruga) y Jochy Santos son tres de las figuras más veteranas del humor dominicano.
Desde los años 40 hasta hoy, el país ha tenido muchos genios de la risa

A lo largo de la historia del entretenimiento, el humor ha formado parte de los hogares dominicanos y de los escenarios. Sin embargo, no es hasta el 1 agosto de 1952, con la transmisión del programa de humor “Romance Campesino” (con Luis Mercedes Miches, Toña Colón, María Rosa Almánzar y Julio César Matías), por La Voz Dominicana, que los cuadros de comedias toman carácter a nivel profesional.

Aunque la radio había surgido como su primer canal de masificación años antes, con Rafael Tavárez Labrador (Paco Escribano) en la década de los 40, lo que vino después marcaría un boom sin presedentes. La comedia, utilizada no solo como vehículo de diversión o entretenimiento, sino también para hacer denuncias y críticas al sistema, se fue profesionalizando y llegando a un mayor público a través de la radio, televisión, montajes en vivo y, con la llegada de la tecnología, a las plataformas de las redes sociales.

Desde su primera transmisión hasta la fecha, muchas figuras se han popularizado con sus personajes y programas propios que forman parte del engranaje histórico del humor criollo. Muchos de ellos ya desaparecidos o retirados, otros siguen activos.

Para Jochy Santos, representante de la camada que surgió a finales de los años 80 del pasado siglo, “el humor no es más que ver la vida desde la acera de enfrente”. Aunque ha llevado su trabajo a través de los diferentes medios de comunicación, hasta llegar al teatro, su primer gran paso lo dio en la radio. “Eso derivando a nivel de presentaciones en night club, empresas privadas, en hoteles, en el interior y fuera del país”, recordó Santos durante una entrevista con elCaribe.

El referente del humorista de 65 años fue Freddy Beras Goico, a quien veía como una figura cimera dentro de esta vertiente. Sin embargo, cuidó mucho no copiar su estilillo (imitarlo).
Precisamente, junto a Freddy descolló el más elevado elenco, que integraron figuras como Milton Peláez, Julio César Matías (Pololo), Luisito Martí, María Rosa Almánzar (Cirita), Ana Hilda García, Angelita Curiel, Aura Juliao, Soraya María Castillo (Cachita), Roberto Salcedo, Cuquín Victoria, Cecilia García, Estela Cuesta, Felipe Polanco (Boruga) y Ramón Asencio, entre otros que saltaron a la popularidad desde la radio y programas de televisión como El Show del Mediodía.

Pese a que Jochy no se preparó profesionalmente para desarrollar este oficio, en comparación con la nueva generación, entiende que no existe competencia en el humor, porque lo que importa es la capacidad y el respeto a los espacios de los demás.
“Evidentemente hay espacio para todos”, aseguró “el hombre divertido”, quien junto a Cuquín Victoria y Felipe Polanco -Boruga- integra la camada de veteranos más activa en la escena nacional. Precisamente, este trío se prepara para presentar el show “Stand viejos”, el próximo 26 de julio en Escenario 360.

Euclides Correa Martínez (Aquiles Correa) es uno de los representantes de la generación posterior. Con casi 19 años haciendo reír a la gente, ha pasado por la radio, televisión, cine, teatro y ahora las redes sociales. También inició su trabajo a través de las ondas hertzianas, en el programa “Botando el golpe”. Aunque realiza muy bien su trabajo y ha calado en el gusto popular, no eligió ser humorista, pues Luisín Jiménez fue quien descubrió esa chispa en Correa y lo invitó al programa “Desayuno de humor” y “Botando el golpe”. Ahí quedó “enganchado”.

Ha visto de cerca la evolución que ha sufrido el humor local, desde Paco Escribano hasta la época actual. Para Correa es imposible hacer comedia similar a la que se hacía en los años de 1980, porque “el lenguaje correcto ha venido a complicar la vida; no puedes hacer un chiste de un cojo, porque te estás burlando…”.

Sin duda, los programas de televisión han tenido mucho que ver con el dinamismo del sector. En plataformas como “Perdone la hora” y “7x7 Roberto” ganaron notoriedad talentos como Manolo Ozuna, Tony Sanz, Roberto Ángel Salcedo, Luis José Germán, Irving Alberti, Hony Estrella, Raymundo Ortiz y María del Carmen Hernández, por solo citar algunas caras.

Telemicro no solo fue el trampolín para producir “reyes del humor” como Raymond Pozo y Miguel Céspedes, o un “soberano” llamado Fausto Mata (Boca de Piano), sino también para conquistar una enorme audiencia con el arte de hacer reir de Félix Peña, Rafael Alduey, Bolívar Díaz, Johnny Puezan, Wilson Díaz, Fausto Mata, Cheddy García, Tony Pascual, Raúl Rodríguez Maceta, Lumy Lizardo, Oscar Pérez, William Díaz, Wilson Díaz, Fifi Almonte, Jacqueline Estrella, Samuel Mata, entre otros actores.

A juicio de Aquiles Correa, el Stand-Up Comedy ha venido a “salvar el humor”, porque allí se habla de diversos temas tratando de no ofender. Precisamente, la ola de humoristas que ha surgido con la apertura del mercado, gracias a los diferentes medios y a las redes sociales, que es un canal sin censura y sin límites de tiempo, ha permitido que el género se diversifique y universalice.
No solo han germinado artistas de respeto como Carlos Sánchez, Juan Carlos Pichardo Jr. y Liondy Ozoria (el ventrílocuo conocido como “el papá de los muñecos”), de estilos diferentes, pero con una capacidad sorprendente para hacer reír.

En el Stand Up Comedy también existe un terreno muy fertil y una camada que tiene una importante presencia en los medios tradicionales, pero más dinamicos en show en vivo y en las plataformas digitales. Fernando Pucheau, Thomas Echavarría, Ariel Santana, David (Melaza) Taveras, Fernando Pucheu, Noel Ventura, Eduardo Santos y Joel Delgado son algunos de estos talentos.

Un ejemplo de la bendición de las redes sociales es Carasaf Sánchez, quien se ha dado a conocer en plataformas como Instagram con sus diferentes personajes, especialmente el de “Carlota”.

Para el joven humorista no existe competencia en el humor, porque cada quien tiene su color propio. “Es cuestión de producción. No hay competencia, es cuestión de dinámica”.

25 años para celebrar

En el trono.
El inolvidable Freddy Beras Goico bautizó a Raymond Pozo y Miguel Céspedes como los “reyes del humor”. Ambos han mostrado ser inseparables, una química perfecta en la comedia dominicana que le ha valido para celebrar 25 años de carrera con más de 600 programas de televisión producidos, casi cuatro millones de taquillas vendidas en cine y viendo la sonrisa de la gente de manera directa en los más de 200 espectáculos que han realizado en vivo, tanto en República Dominicana como en el extranjero. Este éxito lo celebrarán con un gran evento en el Palacio de los Deportes, producido por Pinky Pintor, el próximo 14 de septiembre, “como manifiesto de agradecimiento al pueblo dominicano”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorGrupo hotelero anuncia inversión en remodelación
Noticia siguienteMi silencio