La PUCMM busca potenciar el quehacer científico en RD

El padre Alfredo de la Cruz Baldera habló sobre la importancia de la investigación para el país.
La academia lleva a cabo 55 proyectos de investigación y logró una patente internacional al descubrir el diamano

Transformarse en un ente productor y transmisor de conocimientos es una de las misiones asumidas por la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) que ha convertido la investigación en uno de sus principales pilares para contribuir con el desarrollo del país.

La academia que arribará a sus 57 años de fundada busca no sólo cumplir con eficiencia el rol que tradicionalmente ha asumido en la formación de profesionales competentes, con sentido crítico y humanístico, sino también potenciar el quehacer científico.
En ese sentido, el rector de la PUCMM, doctor Alfredo de la Cruz Baldera, subrayó que ningún país ha podido desarrollarse prescindiendo de la investigación, razón por la que entiende se debe estimular la formación de más investigadores que aporten a la ciencia.

Al ser entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe, el también filósofo y sacerdote católico dijo que esa institución de educación superior procura que el conocimiento que se desarrolla en sus aulas y laboratorios tenga una vinculación y un efecto positivo en la mejoría de la vida en sociedad.

En ese contexto, el Vicerrector Académico, Dariel Suárez, explicó que la PUCMM cuenta con nuevos programas académicos para la formación de profesionales que respondan a necesidades específicas del mercado y de la sociedad dominicana, como es una licenciatura en Trabajo Social para atender a personas en situación de vulnerabilidad; el Técnico Superior en Enfermería y la licenciatura en Obstetricia para impactar en un grave problema de salud pública como es la alta tasa de cesáreas en clínicas y hospitales y la mortalidad materno- infantil, así como Logística y Programación web, orientado a la parte tecnológica y de negocios.

Según De la Cruz Baldera, junto a los psicólogos, los profesionales en trabajo social son más que necesarios en la actual coyuntura para ayudar a combatir los males sociales que afectan a los barrios y urbes como el Distrito Nacional donde se manifiesta una crisis a nivel del ser humano.

El Vicerrector Académico agregó que esta licenciatura, con una duración de cuatro años, que había caído en desuso en el país, tiene aplicación laboral en equipos multidisciplinarios de centros educativos de todos los niveles, en el sistema de salud, el sistema judicial y penitenciario, en la cooperación internacional, organizaciones no gubernamentales, así como en programas sociales del Estado en materia de migración, mujer, juventud y medio ambiente. “O sea, que es una carrera que va a permitir al Estado trabajar con todas las personas en estado de vulnerabilidad y satisfacer necesidades colectivas”, dijo.

55 proyectos de investigación

La Madre y Maestra ha sabido aprovechar los recursos que el Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt) del Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Meescyt) han puesto a disposición de los investigadores criollos y en la última convocatoria logró financiamiento para quince proyectos de investigación por encima del resto de instituciones de educación superior del país.

Según el Vicerrector de Investigación e Innovación de la PUCMM, Kiero Guerra, en la actualidad llevan a cabo unos 55 proyectos de investigación con fondos externos sin contar con los proyectos de doctorado, maestría e investigación con fondos internos. No obstante, reconoce que el mayor financiador sigue siendo el Estado, en una proporción de 60/40.

En ese orden, recordó que la PUCMM acaba de conseguir su segunda patente internacional en el área de nanomateriales con el descubrimiento del diamano, un tipo de diamante sintético microscópico, cuya materia prima es el grafeno y que tiene una aplicación tecnológica muy amplia para la fabricación de microchips de celulares, revestimiento de cohetes y útil en medicina.

Guerra dijo que el proyecto de investigación, que ha sido financiado por el Estado desde la concepción de la idea hasta el descubrimiento, está en la ruta de convertirse en una empresa para la producción de ese material con fines de exportación, el cual está valorado en US$1,000 cada gramo.

“Eso sería un ciclo completo de transferencia de conocimiento y sería una nueva industria hecha en República Dominicana generada a partir de un proyecto de investigación. Si alguien quiere saber sobre ese material donde quiera que esté, puede ser el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts por sus siglas en inglés), puede ser en Harvard, en Stanford, en China, puede estar en Rusia, tiene que venir a Santiago, República Dominicana, a ese laboratorio de nanocarbón a instruirse ahí de qué se trata ese material y para qué puede ser utilizado porque ese es un conocimiento completamente dominicano”, subrayó.

En ese sentido, explicó que ya investigadores y empresas de Estados Unidos, Corea del Sur y China han solicitado muestras del material para hacer inventos y prototipos.

El académico dijo que esta es una muestra de hacia dónde debe enrumbarse el país si quiere mejorar su futuro y convertirse en una economía basada en el conocimiento, tal como han hecho las naciones que han salido del subdesarrollo.

Aunque reconocen el gran aporte que ha venido haciendo el Estado para la investigación, la Vicerrectora de Administración y Finanzas, Raquel Peña, dice que todavía sigue siendo poco, por lo que exhortó a las autoridades a mejorar el presupuesto de Fondocyt para que definitivamente el país salga del subdesarrollo.
En ese sentido, Guerra apuntó que los países que han logrado este salto invierten entre un 4 y un 5% del PIB, en investigación, mientras en RD, en trece años de existencia, el Fondocyt ha invertido cerca de RD$3,000 millones.

En otro orden, De la Cruz Baldera, destacó que como universidad católica la PUCMM promueve el acceso a estudios de calidad sin importar la condición social del estudiante, lo que explica que el 33% de los 12,296 matriculados en los campus de Santiago y Santo Domingo estudian con crédito gracias a un fondo de más de RD$2,000 millones. Asimismo, otra parte del estudiantado tiene acceso a becas otorgadas por el Estado.

El Dr. Kiero Guerra, Dr. Alfredo de la Cruz Baldera, Lic. Raquel Peña y Dariel Suárez, durante el Almuerzo de Multimedios del Caribe.

Identifican necesidades del mercado y la sociedad

En su permanente diálogo con las asociaciones empresariales, entidades de la sociedad civil e instituciones estatales la PUCMM ha ido identificando necesidades de formación y haciendo propuestas, como las licenciaturas en educación física, en educación artística e inglés, así como un Doctorado en Matemáticas que se imparten con becas con el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam). Es la primera universidad del país en tener un doctorado propio en estudios del Español, Lingüística y Literatura, así como doctorados en Derecho y en Historia del Caribe. De las 54 carreras de grado, 83 programas de maestría y cuatro doctorados que ofrece la academia, los programas más demandados están en las áreas de ciencias de la salud, ciencias administrativas y ciencias jurídicas.

Investigaciones en salud, tecnología y empresa

La prolífica labor de los investigadores de la PUCMM se evidencia en proyectos de gran impacto en la salud, tal como es un banco de tejidos en el hospital infantil Arturo Grullón de Santiago, que está desarrollando una técnica para extraer tejidos de la placenta o de donantes con fines de trasplante en niños que hayan sufrido quemaduras. Otro proyecto que desarrollan con fondos estatales y de Corea del Sur consiste en un prototipo de cubrecama inteligente con sensores de presión y humedad conectado a una aplicación de celular o reloj inteligente que indicará al cuidador cuándo y cómo mover a un paciente de larga hospitalización para evitar que se ulcere. Con algoritmos de inteligencia artificial y datos de historiales clínicos, investigadores de esa academia también trabajan en el desarrollo de un mapa de riesgo relativo para saber qué probabilidades tienen las personas de determinadas comunidades de sufrir diabetes tipo dos. En materia empresarial, también desarrollan proyectos con la multinacional de calzados Timberland que le ha pedido a investigadores de esa casa de estudios un sistema para optimizar el uso de una máquina de corte y cosido de zapatos robótica instalada en la zona franca Pisano de Santiago. El año pasado la distribuidora de electricidad de Corea del Sur solicitó a la PUCMM un sistema operativo para administrar la red de 2,500 estaciones de carga de vehículos eléctricos que se instalará en el país.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPromese/Cal reconoce a empleados con medalla al mérito
Noticia siguienteAdvierten de crisis política de “grandes consecuencias”