Imagen externa

La agresión a la turista Tammy Lawrence dio inicialmente la impresión de ser un caso de inseguridad ciudadana, malo para la imagen turística del país. Ya se comprende que no fue así. Entonces, para deteriorar más nuestra imagen, vino el ataque contra David Ortiz, que sabemos ya que tampoco tuvo que ver con inseguridad ciudadana, sino que fue un caso personal, cuyo móvil podría ser oficialmente conocido esta misma semana. Pequeña lección de “criminalística” que la población debe asimilar. El Gobierno tiene ahora empeñarse en hacer todo lo que tenga que hacer para redimir la imagen internacional del país; que la comunidad internacional tenga esos hechos en su justa perspectiva y tenga claro que no somos un país especialmente inseguro.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorJuan Marichal lamenta caso de David Ortiz
Noticia siguienteHay tiempo para reformar la Constitución