Odebrecht se acoge a la ley de quiebras de Brasil

Sede central de Odebrecht.

Sao Paulo. El conglomerado brasileño Odebrecht (ODB), que se vio involucrado en un escándalo de corrupción de dimensiones internacionales, solicitó acogerse a ley de quiebras a la Justicia del país suramericano, informó ayer lunes la compañía.

La empresa explicó en un comunicado que el pedido, presentado ante un tribunal de Sao Paulo, contempla 83,627 millones de reales (unos 21,400 millones de dólares), 51,000 millones de reales (cerca de 13,100 millones de dólares) de ellos correspondientes a deudas pasivas de reestructuración, según el documento presentado a la Justicia.

Este se trata del mayor pedido a ley de quiebras de la historia de Brasil, por delante de la solicitud de Oi, una de las mayores compañías de telefonía del país y que declaró bancarrota en 2016, con unas deudas por los 65,000 millones de reales (unos 16,665 millones de dólares).

De acuerdo con Odebrecht, ante el “vencimiento de diversas deudas, la ocurrencia de hechos imprevisibles y los recientes ataques a los activos de las empresas”, la administración del conglomerado concluyó que el pedido de “recuperación judicial se convirtió en la medida más adecuada” para posibilitar la “conclusión exitosa” de su proceso de reestructuración financiera de forma “coordinada, segura, transparente y organizada”.

En el comunicado, la constructora señaló, además, que el pedido no se extiende a algunas de sus sociedades, como la petroquímica Braskem S.A., Odebrecht Ingeniaría y Construcción S.A., Ocyan S.A., OR, Odebrecht Transport o el astillero Enseada y Atvos Agroindustrial, que ya se había acogido a ley de quiebras el mes pasado.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior¿Gallo o loro?
Noticia siguientePacheco niega participe en trama reeleccionista