-¿La “reelección”? -Mal, gracias

El 13 de junio de 2017, justo ayer hicieron dos años, el presidente Danilo Medina autorizó a Felucho Jiménez a informar al país que no intentará embarcarse en un proyecto de reforma a la Constitución.

Danilo autorizó: “No voy hacer campaña para quedarme en el año 2020 y yo a ti, Felucho, te autorizo a que en tu próxima comparecencia ante los medios de comunicación, di a nombre mío que Danilo Medina no va a aspirar a la candidatura del PLD, que Danilo se retirará el 16 de agosto del año 2020 a su casa”.

Un año y 2 meses después Jatna Tavárez le preguntó sobre el tema, y Danilo dijo que cuando su partido definiera, él fijaría posición.

“Vamos a ver”, dijo Medina el pasado 22 de mayo, en una apagada conversación con un ciudadano de Santo Domingo Norte que recabó su parecer.

Una semana después los periodistas le preguntaron de nuevo, y el mandatario respondió: “en cualquier momento hablo con ustedes. Está llegando el tiempo”.

En lo que pasaron dos años del encargo a Felucho, y tres de la elección de Medina, se ha puesto cada vez más difícil la posibilidad de abrir alguna vía a la repostulación:

-El boquete constitucional del “derecho fundamental” que reclamara Fredermido, ya fue cerrado de manera definitiva con la sentencia del TC declarando Inadmisible por “imposibilidad de declarar inconstitucional la propia Constitución”.

-Se ha establecido una amplia mayoría opuesta consistentemente a la permanencia en el poder del presidente Danilo Medina, más allá de 2020: el 80% quiere cambio.

-El PRM se mantiene fuertemente unido en la convicción de que la “reelección” sería la estampida final del caos institucional que padece el país.

-La facción leonelista está convencida de que si volviera a negociar su apoyo a una nueva reelección de Medina quedaría desterrada de la política.

-Las iglesias y entidades empresariales están del lado de la institucionalidad.

-La semana la embajada USA declaró que “La lucha contra la corrupción, el respeto a la Constitución y las elecciones libres e imparciales, son indicadores sólidos del compromiso de un país con la democracia”, mientras se difundía una declaración del senador Marco Rubio, quien es quizás el más influyente funcionario de las relaciones USA para América Latina.

-A la “reelección” le queda la inicua y nauseabunda sospecha pública de la compra de votos de legisladores dispuestos a vender su alma al diablo por dinero, aunque queden marcados con la mancha indeleble de que se vendieron como cerdos, para vergüenza de su descendencia por los siglos de los siglos.

Hoy la reelección está muy mal, gracias. Flota como burbuja mediática pese al mandado con Felucho, y quizás por el ominoso peso que tiene sobre nuestras conciencias la sombra oprobiosa de los Santana, Báez, Lilís, Trujillo, etc.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorTres empresas más quieren ir al negocio acciones
Noticia siguientePor tercera vez aplazan juicio contra Maconi