El Pensador aquí

El Pensador se acomodó con su fresca desnudez, y empezó a recorrer pacientemente las primeras planas: la noticia del Big Papi, que hace de un orificio de entrada y otro de salida un asunto de Estado; una Ley Electoral que no acaba de entender ni siquiera la Junta que la administra; un juez que remienda una toga deslavada por el exceso de uso y los inenarrables misterios judiciales…” ¡Qué país!”, dijo simplemente El Pensador, convencido de que en este lar surrealista el señor Kafka no sería más que un mediocre escritor costumbrista. (Se despabiló, bajo la palanca del agua y se fue a cumplir una cita con su padre, el señor Rodín).

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorVargas Llosa publicará novela con tintes de RD
Noticia siguienteTrump dice que puede aplicar el pacto con México