Alumnos aseguran que la comida llega descompuesta

148

Santiago. Estudiantes del liceo Ramona Tejada Marte llevan tres semanas con el servicio de almuerzo suspendido, ya que se niegan a comerlo porque en varias ocasiones les ha llegado en estado de descomposición.

En tal sentido, integrantes de la asociación de padres del liceo ubicado en San Francisco de Jacagua, pidieron al Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, organismo adscrito al Ministerio de Educación encargado de la contratación de las empresas suplidoras de los alimentos, que cambie el proveedor.

Johanny Ventura, en representación de los padres, dijo que sus hijos se niegan a comer, porque en dos o tres ocasiones la comida ha salido con gusanos, y como decidieron darle alimentos a llevar, pero no todos pueden, por lo que algunas veces se ven precisados a despacharlos al mediodía para que vayan a sus casas a comer.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorADP realiza maratón por su 49 aniversario
Noticia siguiente¡Aprendamos a aceptar la crítica!