El Mercado de la Política (III)

Durante las últimas dos semanas algunos de nuestros periódicos han publicado artículos y reportes noticiosos que dan cuenta de acusaciones de políticos de diferentes partidos nacionales contra sus adversarios a quienes acusan de confabularse con presuntos aliados prestos a vender sus votos, talvez hasta sus almas, al mejor postor. Vivimos mundo de percepciones psicológicas, y semánticas sobre vocablos alternativos, pérdida y ganancia, saldos o negativos resultantes de la abominable transacción, si se incluyen los efectos éticos y morales, solo puede lograrse saldo negativo de mayor insignificancia matemática en términos absolutos, que la suma de beneficios obtenidos de ellas por los delincuentes éticos-morales, sin importen las palabras de William Chaspeare ni de Dama Simití cuando “inventó” el capitalismo, nombrando su concepto de Dios como “Mano Invisible”, pues Dios, con justeza regulaba el intercambio en el cielo, entre hombres, instituciones, y naciones usando el concepto definido por el primer gran literato y escritor británico.

Rechazo la dogma establecida del presente, el pasado y la antigüedad. Es absoluto rechazo a los dogmas que se mantienen in extant hasta hoy día ofreciendo a fanáticos lectores de sus mensajes publicistas, definiciones, promesas, conceptos de salvación y perdón absolutos, irresponsables y mentirosas e imposibles de atener, tales como “salvación eterna”, “Gracia Dios”, “Paraíso Terrenal o Universal” alcanzable en un cielo poblado por Nifas -prostitutas deparadas a complacer las ansias más terrenales de sus clientes.

Nada de es parte de mi entendimiento sobre la vida. Mi percepción desde mi niñez me dice que las culturas hibridas , a través de la historia de América han procurado conservar mitologías, filosofías, etnologías, orígenes soñados por los protagonistas de la conquista – y a veces hasta el origen de la autóctona-- al tiempo de procurar la preservación de cultura superior para el invasor, no importa la clase que fuere, solo con la intención y presentación de dictámenes falsos, apoyados por cienciólogos que nunca hicieron ciencia, y eso es verdad, no invento ni interpretación mía.

Para mí, el intento de conquista del votante de nuestro país presenta características de ingenuidad nativa y de interés malsano similares a los usados por los conquistadores españoles de la época del ¨descubrimiento¨ cuando nos habitan inocentes nativos y nos invadió una nación que había logrado colocar en lo más alto de la religión a ciudadano suyo para que la colocara en lo más alto del derecho divino.

El resto ha sido simplemente el devenir histórico del planeta Tierra que protagonizaron los parientes de los monarcas de España y Portugal, contra de civilizaciones competidoras de la Europa, naciones americanas que existían en nuestras tierras desde antes de que en España se asentaran otras civilizaciones, culturas y religiones de la Mesopotamia.

Pero nada importa ahora. Sin embargo es para mí importante que se comunique a nuestros hijos, sin ocultamiento, la verdad de nuestro origen, nuestra historia, y nuestras preocupaciones, para que mañana tengamos ciudadanos conscientes de sus orígenes, sus deberes, su historia y sus conceptros.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorLa separación de los poderes
Noticia siguienteAcroarte y DGII ofrecen taller sobre “Eduación tributaria”