Futuro institucional

70

El Consejo Nacional de la Magistratura, nacido con la Constitución de 1994 como mecanismo para elegir los jueces de la Suprema Corte de Justicia, fue la salida política posible ante “el mercado donde se venden y compran sentencias” que era la justicia dominicana cuando el Senado designaba los jueces. La reforma resultó y encauzó un nivel superior de independencia judicial. Persiste, sin embargo, debilidad intrínseca, por la conformación misma del Consejo. Presidente de la República, presidentes del Senado y Cámara de Diputados, Procurador General, seleccionan la única instancia llamada constitucionalmente a juzgarlos a ellos, algo paradójico. Las crisis generan oportunidades; llévenos este escándalo Jean Alain Rodríguez-Miriam Germán Brito a concebir el mecanismo verdaderamente idóneo de selección de la Suprema, a futuro.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl olvidado hidrante
Noticia siguienteLa inversión en la niñez y adolescencia subió a 5.1% del PIB