EE.UU. quiere ver “nuevos líderes” en las próximas elecciones en Nicaragua

48

Washington, (EFE).– El Gobierno de EE.UU. aseguró este jueves que quiere ver “nuevos líderes” en las próximas elecciones en Nicaragua y dijo estar manteniendo conversaciones “francas y sinceras” con el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, al que ha pedido un adelanto de esos comicios.

En declaraciones a la prensa, el diplomático Todd Robinson, responsable de Centroamérica en el Departamento de Estado, pidió a Ortega negociar de “buena fe” con la coalición opositora del país, en un diálogo que busca una salida pacífica a la crisis que ha dejado centenares de muertos desde el pasado abril.

“Estamos urgiendo al régimen de Ortega a negociar de buena fe y a tomar acciones concretas para restaurar la democracia, cesar la opresión, liberar a todas las personas detenidas arbitrariamente y acordar la celebración de elecciones adelantadas, libres y justas”, dijo Robinson.

“Nosotros -añadió- vamos a promover la idea de que en esas elecciones esperamos encontrar nuevos líderes, líderes que no incluyan a Ortega y (la vicepresidenta Rosario) Murillo”.

El diplomático no aclaró si EE.UU. ha exigido a Ortega, que lleva 12 años consecutivos en el poder, que no se presente a las elecciones de 2021, uno de los puntos que han solicitado varios sectores de la oposición nicaragüense pero que el mandatario ha rechazado tajantemente.

No obstante, Robinson explicó que el embajador de EE.UU. en Nicaragua, Kevin Sullivan, ha conversado sobre varios asuntos y en varias ocasiones con Ortega y con su esposa, la vicepresidenta, Rosario Murillo, así como otros miembros del Ejecutivo nicaragüense.

 

“No vamos a hablar del contenido de esas conversaciones, excepto para decir que han sido muy directas y muy francas. No creo que Ortega o Murillo tengan ninguna duda de cuál es la posición de EE.UU. en lo que respecta a alcanzar algún tipo de acuerdo político”, manifestó.

Robinson enfatizó que la solución a la crisis en Nicaragua reside en los propios nicaragüenses y no en el exterior o EE.UU., al que Ortega acusa de haber tratado de orquestar un “golpe de Estado”.

“La solución definitiva reside en los nicaragüenses. EE.UU. apoya todos los esfuerzos creíbles para un diálogo que resuelva la crisis”, aseveró Robinson, quien consideró que la liberación de “presos políticos” demostraría que Ortega se está tomando “en serio” el proceso de negociación.

El Gobierno de Nicaragua y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia tiene previsto retomar hoy el diálogo, que se vio interrumpido el pasado domingo.

El mayor punto de fricción entre las partes es la liberación de las personas que fueron encarceladas tras las protestas que estallaron el 18 de abril para pedir la renuncia de Ortega.

Esas protestas dejaron 325 muertos, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos locales humanitarios elevaron a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoció a 199. EFE

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEl Senado de EE.UU. vota sobre la declaración de emergencia de Trump            
Noticia siguienteTSE anula parcialmente convención PRM Zona H