Cancelaciones de danilistas en CORAASAN provoca división

Santiago– Cancelaciones realizadas por el director de CORAASAN, Silvio Durán, continúan generando malestar entre militantes peledeistas, especialmente entre seguidores de la corriente del Presidente Danilo Medina.
Entres los cancelados podemos citar casos como el de Wilson Collado, un destacado dirigente que por años ha coordinado trabajos en el equipo de seguridad del PLD en la provincia, otro caso es el del dirigente Isael Molina, destacado en él área de la juventud peledeista e integrante de la corriente danilista en Santiago y también está el caso de la dirigente Wanda Ramírez, conocida en el PLD  por su trabajo social y con la mujer.
Los dirigentes que han sido víctimas de esta práctica anti-democrática e intolerante pertenecen desde hace años a la corriente del Presidente Medina, muchos de ellos incluso desde los inicios de ese proyecto presidencial y otros fundadores del PLD en Santiago, motivo que no ha sido suficiente para detener las cancelaciones y maltratos a empleados en CORAASAN.
Las sanciones disciplinarias aplicadas por Silvio Durán a aquellos empleados que no apoyen su proyecto a la alcaldía son muy variadas y creativas; éstas van desde cancelaciones, traslados, presión psicológica, retiro de beneficios y todo tipo de humillaciones, todo esto con el único objetivo de quebrantar la voluntad de las personas que no apoyan su proyecto. Los métodos de trabajo utilizados por Silvio Durán para ganar simpatía son definitivamente ortodoxos y crueles, muy diferente a las costumbres y métodos utilizados dentro del PLD.
CORAASAN era conocida en Santiago cómo una institución de prestigio la cual llenó de orgullo a esta ciudad, pero ahora en manos de Silvio Durán la institución se ha convertido en símbolo de la improvisación y la vulgaridad.
La gran mayoría de santiageros reconocen y valoran como positiva la inversión hecha por el Presidente Danilo Medina en el sector agua, pero a la vez rechazan la gestión de Silvio Durán al frente de CORAASAN, calificándola como un fracaso, la cual a pesar de la gran inversión del Presidente Medina, es considerada como la institución peor administrada en Santiago.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorCuando mi hermano se fue a la guerra
Noticia siguienteA puro dolor, dan último adiós a Anthony Ríos