No es bueno imitar al avestruz

196

Uno de los grandes retos para el turismo en el 2019, es volver a montar a Puerto Plata en la senda del crecimiento de la llegada de turistas.

Es importante destacar que hablo de “Puerto Plata” como región turística, no como ciudad. Siempre he preferido utilizar el concepto Costa Norte para referirme a una región turística que es mucho más que Puerto Plata como ciudad o como provincia, y comprende el litoral de las provincias Espaillat y María Trinidad Sánchez. Puerto Plata dejó de registrar crecimiento sostenido de la llegada de turistas por vía aérea a partir del 2000, año en que su aeropuerto reportó más de 785 mil turistas internacionales.
Desde entonces la tendencia fue esencialmente negativa hasta que en el 2012 comenzaron a manifestarse los primeros resultados del esfuerzo desarrollado por el Ministerio de Turismo y las organizaciones turísticas de la provincia.

En los últimos 10 años el resultado para Puerto Plata fue el siguiente: 2009/-11% y el país creció –0.9%; 2010/-17%, el país +3.0%; 2011/-13% y el país +5.1%; 2012/1.35% y el país +5.9%; 2013/+0.6% y el país +3.6%; 2014/+2.3%, y el país +9.8%; 2015/+2.3%, y el país +8.2%; 2016/+9.9%, y el país +6.5%; 2017/+10%, y el país +4.3%. En el 2018 (hasta noviembre) -10.2%, y el país +5.1%.

El año 2017 marcó el punto más alto del período con un crecimiento del +10% y la llegada más de 449 mil extranjeros no residentes, aunque esta cifra representa un proceso de recuperación del sector, es sólo el 57% del total recibido en el año 2000, el mejor año de la Costa Norte.

En el año 2000 los turistas llegados por vía área a Puerto Plata representaron el 32% del total que recibió el país, que sumaron 2.4 millones de personas. En el 2009 Puerto Plata recibió el 14.1%, en el 2010 el 11.3%, en el 2011 el 9.3%; en el 2012 el 8.9%, en el 2013 el 8.7%; en el 2014 el 8.1%; en el 2015 el 7.7%; en el 2016 el 7.9% y en el 2017 el 8.4%. En el 2018 el 7.2%. ¿Puede la región recuperar por lo menos una parte del protagonismo perdido? Creo que sí.

En los últimos años en Puerto Plata se ha hecho un gran esfuerzo. El Gobierno ha aportado miles de millones en inversiones de infraestructuras, incluyendo el remozamiento del centro histórico, acciones que siempre he respaldado, aunque debo reconocer que nunca he visto el plan que se elaboró para estos trabajos.
Igualmente el sector privado ha remozado los viejos hoteles, y algunos de los más importantes lucen actualizados y renovados. La ciudad luce atractiva con una buena oferta de ocio, y su aeropuerto fue mejorado sustancialmente. ¿Entonces, por qué los sorprendentes resultados negativos del 2018? ¿Es un comportamiento circunstancial o entramos en un nuevo ciclo negativo? Algunos funcionarios del gobierno en Puerto Plata son alérgicos a que este tema se ventile públicamente y prefieren la posición del avestruz.

La pasada experiencia, nos enseñó que Puerto Plata levantó cabeza cuando asumió que tenía un serio problema que resolver. Por eso es mejor hablar de esto ahora y no hacernos los locos, como ocurrió a partir del 2001 ante los primeros indicios de que no lo estábamos haciendo bien. No olvido aquel día de septiembre del 2009 en la feria internacional de París, cuando le dije al Ministro Francisco Javier García, ante un funcionario de ASONAHORES: “cuando llegaste al Ministerio el problema Puerto Plata ya existía, pero tú corres el riesgo de pasar a la historia como el ministro en cuyas manos se hundió Puerto Plata”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorSuplentes de JCE piden detalles de la tecnología
Noticia siguienteLegisladores en campaña