Dos se suicidan; ultiman uno durante una riña

201

Santiago. “A mi familia, por favor no peleen tanto y busquen de Dios”. Eso decía una carta manuscrita se despidió la joven Kenia Sandoval, antes de quitarse la vida en hecho ocurrido en la comunidad de Jagüei del municipio de Baitoa en Santiago. Sandoval, de 20 años, se sentía deprimida por la situación que atravesaba con su pareja sentimental. “Perdón por esta locura, pero solo quería dejar de ser un estorbo para los que me rodean”, escribió. También muestra malestar por la forma en que era tratada por su pareja al que identifica como Elvis.

Mientras, en una discusión por una botella de ron en un centro de juegos tragamonedas, en el barrio Francisco del Rosario Sánchez, resultó muerto Cristian Antonio Jiménez de 40 años, a manos de Carlos Peguero.

Mientras en Montecristi, un chofer se quitó la vida tras ingerir una sustancia tóxica, por supuestos problemas pasionales. Wáscar Rafael Gonell López, de 49 años, residía en Barrio Norte del municipio de Loma de Cabrera.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorAtrevimiento de un raso
Noticia siguienteMarzo espera