Los Tatis, unidos desde siempre en un terreno

Fernando Tatis III es uno de los mejores talentos de las Grandes Ligas. F.E.

Fernando Tatis II fue el primer entrenador de Fernando Tatis III, a quien ahora dirige con las Estrellas Orientales
Disfrutar del desarrollo que ha experimentado Fernando Tatis III en el béisbol profesional llena de orgullo a su padre, Fernando Tatis II. Pero mayor es la satisfacción que tenerlo bajo sus directrices en las Estrellas Orientales con apenas 19 años.

“Siempre hemos estados juntos en el terreno de juego, pero no en este tipo de caso”, refiere Tatis II de su vástago. “Me siento muy feliz de ver el fruto de ese trabajo que desde pequeño sembramos. Pero me siento más contento por el talento que Dios le puso en el camino”, agregó.

En octubre de 2014, Tatis II anunciaba su retiro del béisbol con la finalidad de entrenar a su hijo, que en ese entonces tenía 15 años en su natal San Pedro de Macorís. “Él me trajo a este deporte desde que yo era pequeño y ahora aquí estamos, haciendo cosas y jugando el buen béisbol. Mi papá me ha estado ayudando todo el tiempo, en todo el trayecto de mi vida, poniendo buen pie sobre la marcha. Pienso que ese trabajo ha quedado demostrado en el terreno y mientras sea así estamos contentos”, indicó el principal prospecto de San Diego en las GL, oriundo de San Pedro de Macorís, donde nació un dos de enero de 1999.

Relató que uno de sus sueños era formar parte de una constelación de estrellas del béisbol y que ha tenido la suerte de poder jugar junto a su padre en el mismo terreno, aunque no como hubiesen querido: como compañeros en plena acción. “Aunque no se pudo, estoy muy orgulloso de estar a su lado, esta vez en otra faceta. Él como dirigente y yo como jugador. Es algo hermoso estar al lado de tu padre y le agradezco mucho al equipo de las Estrellas por regalarme esa oportunidad de poder hacer las cosas bien para que todo salga perfecto con la ayuda de Dios”, señaló Tatis jr., quien fue seleccionado en la primera ronda por el equipo oriental en el sorteo de novatos en 2017.

Tony Peña fue otro exjugador que también dirigió en la pelota invernal a sus hijos TJ y Francisco Peña con las Águilas Cibaeñas varias veces. La última ocasión que sucedió fue en la temporada de 2015-16.

En 11 encuentros en su segunda participación con las Estrellas, el joven batea para .263, producto de diez hits, tres de ellos jonrones y dos dobles, con siete remolcadas y siete anotadas en 38 turnos. “De papi he aprendido mucho, incluso, pero no es porque él sea mi padre, pero se me ha hecho fácil para manejarme en el terreno, en el dugout y hasta en el clubhouse. Él es mi dirigente y de verdad que eso me hace sentir súper orgulloso”, indicó.

Tatis III dijo que hay momentos en que siente la presión de saber que su padre es el dirigente de su equipo. “También me siento mal por los ataques que ellos sufren por parte del público, pero todo esto es parte del negocio”, dijo.

“Si alguien soy en el béisbol, es gracias a él. Me ha instruido y me ha traído hasta aquí. Gracias a él y a Dios estamos aquí. Es una súper ventaja saber cosas que los muchachos aún siguen aprendiendo y poder ver el juego desde adentro desde chiquito y saber lo que se mueve dentro de un clubhouse”, agregó.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorJueza ratifica prisión preventiva a Manuel Rivas
Noticia siguienteAndújar es el “Novato Más Sobresaliente”