“El ciudadano tiene que exigir calidad en todo lo que compra”

639
Manuel Guerrero ha participado en congresos y simposios como experto en temas de infraestructura de calidad, representando el país.
El funcionario plantea empoderarse del tema para exigir que haya correspondencia entre lo pagado y lo recibido

El director general del Instituto Dominicano para la Calidad (Indocal), Manuel Guerrero, aconsejó ayer a la ciudadanía empoderarse del tema de la calidad en todo lo que compra y consume, para que entonces pueda demandar el cumplimiento de una serie de estándares y a la vez presionar a los entes reguladores.

“Si no lo hace entonces no hay forma. El ciudadano debe sentir y ver que está recibiendo todo aquello por lo que pagó. Calidad es transparencia y eso está pautado por la Organización Mundial del Comercio para ayudar al comercio bilateral entre naciones, básicamente”, planteó el funcionario, entrevistado en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe.

Desde el punto de vista de Guerrero, el Indocal es una institución muy conocida por el sector productor y el importador dominicano, gracias al servicio que ésta ofrece, pero Guerrero reconoce que la ciudadanía todavía no domina temas inherentes al organismo.

La Ley 166-12, que crea el Sistema Dominicano de la Calidad -Sidocal- se promulgó en julio de 2012 y uno de los mandatos que dio fue la conversión de la Dirección General de Normas y Sistemas de Calidad (Digenor) en Indocal. De hecho, cuando se hizo esa conversión, Guerrero era el director de la antigua institución. Es decir, que le tocó encabezar el proceso. Digenor había sido creado mediante la Ley 602, de 1977, y para entonces tenía grandes atribuciones, pero el mundo no tenía muchas condiciones para el libre comercio, porque estaba separado entre socialistas y capitalistas, según rememoró Guerrero en el diálogo. La actual Ley 166-12 define las estructuras de la calidad y otorga las atribuciones específicas al Indocal. “Al iniciar el Indocal, a nosotros nos tocó encaminar un proceso de capacitación del personal y adquirir las acreditaciones correspondientes, porque quien certifica algo es para acreditar o para hacerlo, y avanzamos en la parte de metrología (…). Ya tenemos varias magnitudes acreditadas internacionalmente y el área de Evaluación de la Conformidad para certificar productos también tiene otras tantas en esos avances alcanzados. Ya estamos adecuados”, apuntó el director del Indocal.

Recordó que el primer artículo de la normativa que creó a Digenor le facultaba a entregar productos y servicios de calidad, pero la institución no tenía condiciones a nivel de infraestructura para determinar que esos productos y servicios en realidad tenían la calidad que debían poseer. El Estado mismo como regulador carecía de condiciones, indicó.

A Guerrero le acompañó en la entrevista de ayer un staff de funcionarios del Indocal, que conformaron Rubén Neris, director de Metrología; Karilyn Rodríguez, directora de Evaluación de Conformidad; Bernardo Vidal, director de Normalización, y Stephanie Morel, encargada de Comunicaciones. El director del Indocal dijo que ese organismo debe garantizar que todos los instrumentos que participan en las transacciones comerciales estén debidamente correctos. Y respondiendo a una pregunta sobre la metrología, formulada por el director de elCaribe, Osvaldo Santana, quien dirigió la entrevista, Guerrero explicó que “el alcance de la metrología es todo aquello que se pueda medir”.
Mientras –para reforzar la respuesta de Guerrero- el director de Metrología, Rubén Neris, planteó que uno de los pilares importantes de la metrología es la trazabilidad. Dijo que la certeza de la medición se asegura con un instrumento de referencia que todo el mundo reconozca. “Esos instrumentos los tiene el Buró Internacional de Pesos y Medidas, que es una institución internacional reconocida por muchos países del mundo, que tiene los patrones de medición que se supone son los más exactos a nivel global”, expuso.

¿Qué ha pasado con las normas?

Respondiendo a otras interrogantes formuladas por Héctor Linares, subdirector de este diario, y por Héctor Marte, jefe de Redacción de Apertura, Manuel Guerrero informó que el Indocal está elaborando en promedio 64 normas cada año. Según sus datos, prácticamente el espectro normativo del uso diario de la alimentación está normado. “Tenemos 864 normas, pero eso incluye prácticamente todas las normas de alimentos de uso diario”, indicó.

Advirtió que las normas sobre alimentos son de cumplimiento obligatorio por mandato de la Ley General de Salud. La Ley 166-12 le quitó al Indocal las atribuciones de inspección en supermercados y otros puntos de expendio. Esa parte es competencia de Pro Consumidor y del Ministerio de Salud Pública. Indocal solo puede inspeccionar en lo que oficialmente es la autoridad (en la metrología) y en algunos aspectos de evaluación de la conformidad, si está apoderado por algún reglamento específico, por ejemplo, en el caso del cemento y las barras de acero.

El director del Indocal dejó claro que hay aspectos, por ejemplo el de las estaciones de Gas Licuado de Petróleo o de combustibles, que como esa institución posee patrones para medir, entonces acompaña al personal de Pro Consumidor cuando se requiere ir a uno de esos negocios. “Ellos (los técnicos de Pro Consumidor) pueden ir solos porque la ley los faculta. Pero para actuar en consecuencia deben ir acompañados de nosotros, que tenemos el equipamiento para certificar que la estación cumple”, dijo.

“Deben modificarse los textos desde la primaria”

Hace años, República Dominicana dio un importante paso para asumir el sistema de unidades que usa prácticamente todo el mundo y que establece el Sistema Métrico como unidad internacional de medida, luego de la promulgación de la Ley del Sistema Dominicano para la Calidad.

Sin embargo, no ha podido emplear ese Sistema Métrico a nivel del pesaje, como hacen otras naciones. Para la parte de peso en el sistema métrico se establece el kilogramo (y no la libra) o sus subdivisiones; y en cuanto a volumen establece el litro como unidad de medida o sus subdivisiones. Significa que en un país como este, donde la gente acostumbrada a comprar por carga, saco, millar, por ciento, por racimos, por galón, por huacal, por pedazo y por libra, entre otras denominaciones, habrá que trabajar mucho para cambiar ese esquema.

Sobre ese punto, el director general del Indocal dijo que la ley le da el mandato a la institución para que establezca el Sistema Internacional de Unidades, pero reconoció que es una tarea demasiado fuerte. “Eso está inmerso en la cultura. Nosotros, por ejemplo, en las magnitudes que nos estamos manejando, exigimos que las balanzas traigan los dos sistemas (kilogramo y libra), pero no las aceptamos si vienen con libra solo”, apuntó. Manuel Guerrero aclaró que el tema es de manejo del Codoco, que es el organismo máximo y porque eso tiene que ver con la educación. “Tenemos que modificar los textos desde la primaria”, sugirió.

El ingeniero Manuel Guerrero y los demás funcionarios del Indocal conversan sobre diversos aspectos con los periodistas de elCaribe.

Es parte de un sistema con un órgano superior

El Indocal es parte del Sistema Dominicano de la Calidad, y el órgano superior es el Consejo Dominicano para la Calidad (Codoca), que debe trazar las políticas y está integrado por 23 instituciones, entre las tres que tienen voz pero no tienen voto.
Indocal es una de ellas y también la Secretaría General del Codoca. Figura –además- el Organismo Dominicano de Acreditación (ODAC). De los otros veinte integrantes, diez están enmarcados en el sector privado y diez en el sector público. En esa cantidad se cuentan ocho ministerios, el Instituto de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor); hay representantes de los entes productivos, entre ellos, del Consejo Nacional de la Empresa Privada, la Asociación de Industrias de República Dominicana, la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo, entre otros. Al Indocal le corresponde representar al país en las actividades regionales e internacionales de normalización y mantener activa su membrecía en los organismos mundiales reconocidos de normalización.

Adaptación
Debemos trabajar para que en el país la gente comience a manejar el término kilogramo, en vez de libra, que está en nuestra piel”.

Internacionales
Somos un país en vía de desarrollo y generalmente hay organizaciones tope y tenemos facilidades de acceder a ellas porque somos miembros”.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anterior“Un 4to de Josué”, una película para reír de amor
Noticia siguiente“Ilusionistas Of The World” reunirá 9 magos