RD sigue como país donde se realizan más cesáreas en el mundo

Los partos vaginales son cada vez menos frecuentes en el país. Nueve de cada diez partos de clínicas son por cesárea.
Los partos vaginales son cada vez menos frecuentes en el país. Nueve de cada diez partos de clínicas son por cesárea.

La República Dominicana continúa como el país donde se realizan más cesáreas en el mundo, según un estudio que alerta de la "epidemia" mundial de este tipo de partos.

Aunque este tipo de procedimiento sólo es recomendado en caso de necesidad médica, América Latina es la región donde más se practican con un 44,3% de los nacimientos.

El informe publicado en la revista Lancet, el número de nacimientos por cesárea en el planeta prácticamente se duplicó en 15 años, de 12% a 21% entre 2000 y 2015, y superó el 40% en 15 países, la mayoría de América Latina y el Caribe.

El pasado año, la República Dominicana encabezaba la lista con al menos cuatro de cada diez partos en esta forma  realizados en los hospitales públicos, mientras que en los establecimientos privados el número se duplicó con  nueve de cada diez, según datos del Servicio Nacional de Salud (SNS).

Lea: En RD es donde se hacen más partos por cesárea

Este 2018, esta nación es líder mundial en este tipo de nacimientos con 58,1%, seguido de Brasil 55,5%.

Entre los 15 primeros también destacan los siguientes países latinoamericanos: Venezuela (52,4%), Chile (46%), Colombia (45,9%), Paraguay (45,9%), Ecuador (45,5%), México (40,7%) y Cuba (40,4%).

Actualmente, se estima entre 10% y 15% la proporción de cesáreas necesarias por motivos médicos, pero el 60% de los 169 países estudiados se sitúan por encima de esta horquilla y un 25% por debajo, según el estudio basado en cifras de la Organización Mundial de la Salud y Unicef.

"El fuerte aumento de cesáreas -especialmente entre las clases acomodadas y sin motivos médicos- suponen un problema debido a los riesgos asociados para la madre y el bebé", subraya la coordinadora del informe, Marleen Temmermann, de la Universidad Aga Khan de Kenia y de la Universidad de Gante en Bélgica.

Si bien las cesáreas salvan vidas y se debe "favorecer su acceso a las mujeres de las regiones pobres", este tipo de partos presentan también sus riesgos por lo que no se debe "abusar" de ellos, según Temmermann.

Crece cantidad de cesáreas

Las disparidades son abrumadoras entre regiones, desde África subsahariana (4,1%) a América Latina y el Caribe 44,3%, frente a 32,3% en 2000.

En Asia del Sur, las cesáreas aumentaron más rápidamente que en cualquier otra región, con un promedio de 6% anual, disparándose de 7,2% a 18,1% de los nacimientos entre 2000 y 2015.

En América del Norte la tasa se situó en 32% y en Europa occidental en 26,9%.

El Congreso Mundial de Ginecología y Obstetricia reunido en Brasil achaca por su parte en Lancet esta "epidemia" de cesáreas a la existencia de equipos médicos menos competentes para acompañar los partos difíciles por vía natural, a la comodidad de programar el día del parto, a los mayores beneficios económicos para las clínicas, etc.

Embarazos de bajo riesgo en Brasil

El estudio constata además un estrecho vínculo entre el nivel de ingresos y de educación de las mujeres.

Por ejemplo, en Brasil, donde la mayoría de cesáreas se dan en embarazos de bajo riesgo, el 54,4% de este tipo de partos se producen entre mujeres de alto nivel educativo, frente a 19,4% para las mujeres de menor nivel.

Las cesáreas son indispensables cuando se presentan complicaciones, como hemorragias, sufrimiento fetal o posición anormal del bebé, recuerda el informe.

Pero también suponen riesgos como una recuperación más complicada para la madre y problemas en los partos ulteriores (embarazo ectópico, desarrollo anormal de la placenta...).

Además, el estudio subraya que están surgiendo pruebas de que los bebés nacidos por cesárea no se exponen a los mismos procesos hormonales, físicos ni bacterianos que los nacidos por vía natural, un hecho que podría alterar su salud.

Con el fin de limitar el abuso de cesáreas, el Congreso Mundial de Ginecología recomienda por ejemplo aplicar una tarifa única para todos los partos, obligar a los hospitales a publicar sus estadísticas, informar mejor a las mujeres y mejorar la formación sobre partos naturales.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorMedias Rojas tratarán de igualar la SCLA frente a Astros en el Juego 2
Noticia siguienteDefensa acuartela militares y activa plan “Hurón” ante posibles paros