Frei: “Populismo y corrupción son letales para la democracia”

441
Eduardo Frei, expresidente de Chile y embajador especial de ese país en Asia, está de visita invitado por el gobierno. Danny Polanco
Eduardo Frei recomendó transparencia en negocios con China

El expresidente de Chile, Eduardo Frei, que está en la República Dominicana invitado por el gobierno para conocer la experiencia de su país en relaciones comerciales con los países asiáticos, especialmente China, consideró que los principales problemas de la región de América Latina en este momento son el populismo y la corrupción.

“Hay dos fenómenos graves en América Latina, uno es el tema del populismo y otro es el tema de la corrupción, son dos variables sumamente letales para la democracia”, subrayó. Dijo que el sistema de gobierno mejor es la democracia y que por eso hay que respetar las instituciones democráticas.

“Tenemos que tener una preocupación por la democracia. Solidificar los partidos políticos, si no hay partidos políticos, no hay democracia; si no hay alternancia en el poder, no hay democracia; si no hay respeto a las instituciones, no hay democracia”, expresó en una entrevista para el programa Enfoque Matinal de CDN que conducen Nelson Rodríguez, Pablo Mckinney y Addis Burgos.

Un tercer elemento que preocupa a Frei sobre América Latina es la continuidad del Estado en la sucesión de los gobiernos.

Dijo que los dirigentes políticos son considerados como lo peor del mundo” y que ese fenómeno se expresa en las redes sociales con los calificativos que reciben por sus opiniones. “Eso, a la larga, destruye la democracia”, advirtió.

Consideró que lo peor que puede ocurrir al sistema democrático es la destrucción de los partidos políticos, y puso como ejemplo los casos de Perú, Venezuela y otros países de la región.

“Uno asume la presidencia con la historia de su país, pero pretender que todo ha sido malo y que yo voy a llegar a salvar la patria y dar felicidad, eso no es verdad”, dijo.

Recomienda transparencia negocios con chinos

Eduardo Frei (presidente de Chile 1994-2000) y ahora embajador especial de Chile en Asia, dijo que es necesario abrirse al Comercio como forma de protegerse “porque sabemos quién lo está cerrando”. Dijo que el 50% del comercio chileno se desarrolla en Asia, mientras que en los años noventa sus principales socios comerciales eran Estados Unidos y América Latina.

Sostuvo que la experiencia chilena en el intercambio comercial con los asiáticos no ha sido de desventaja como suele alegarse cuando los países en desarrollo establecen acuerdos comerciales con las grandes potencias.

“Con toda confianza esa no ha sido la experiencia de Chile. Hemos tenido buenas negociaciones; con China abrimos las relaciones diplomáticas en los años setenta y tenemos tratado de promoción y protección de inversiones, acceso al mercado, y de comercio electrónico”, explicó el exmandatario chileno.

Sostuvo que el problema consiste en que muchas veces los países entran de manera fácil al negocio con los asiáticos. “Quizás el caso más sintomático es Venezuela o Cuba o en algún momento fue Ecuador u otros países; uno tiene que saber sus antecedentes y su realidad, eso quiere decir que no hay que ser ansioso en las negociaciones, no hay que pensar que por estar frente a un poderoso no se va aceptar todo lo que quiera, uno tiene que hablar con la verdad y hacer las cosas con transparencia”, expresó el estadista.

Frei dijo que durante muchos años las empresas chinas no hicieron inversión en Chile. “Nosotros le dijimos que a la usanza de los derechos en Venezuela, o en Cuba, no, aquí no van a entrar, aquí no se firman los licitaciones firmando Estado con Estado, aquí todas las licitaciones son públicas y transparentes y aquí cualquier licitación que quieran hacer tienen que hacerla como cualquier competidor nacional”, contó sobre su experiencia.

Explicó que otra diferencia con la experiencia china es que esa nación no trabaja para una generación, contrario a los latinoamericanos “que siempre pensamos en la familia”. “Ellos trabajan para dos, tres y cuatro generaciones, entonces ellos están tranquilos con el tiempo, no tienen ansiedad como tenemos nosotros”, expresó.

Aconsejó hacer las negociaciones con transparencia y en unidad. “Ayuda que estemos unidos en América Latina, recién hablamos de Mercosur, Mercosur es un proyecto que no ha funcionado nunca. Hace años teníamos más intercambio con Mercosur que lo que tenemos ahora”, criticó. Dijo que la Alianza del Pacífico ha dado mejores resultados y que cuanto más amplia se haga será más beneficiosa porque hay mayor capacidad de negociación.

“El concepto de asociatividad entre sector público y privado, ellos (los asiáticos) lo entienden de otra manera. Aquí se junta empresarios con el Estado; los asiáticos lo ven de otra manera; nosotros cuando vamos al Asia vamos un grupo del gobierno, un grupo de la oposición y vamos todos juntos porque es el país que va a presentarse”, sostuvo. Dijo que para establecer relaciones hay que ver el país en su conjunto y como una política de Estado es fundamental.

“Al principio no era tan fácil. Todas las críticas eran: el presidente viajero, que pasa el día en los aviones, los periódicos ponían fotos, Frei con las maletas en las manos… y ahora vamos juntos, porque para los asiáticos que vaya un expresidente como enviado especial del país unido a los empresarios y los representantes del Estado, causa muy buena impresión”, dijo el diplomático chileno.

Agregó que uno de los problemas de América Latina es que cuando se cambia de presidente se dice “todos los de atrás eran malos, el bueno soy yo; yo soy el fundador de la patria y voy a resolver los problemas”.

“No es compatible el servicio con negocios”

El expresidente chileno, antes de dedicarse a la política, era empresario y contó que cuando decidió dedicarse a la actividad política vendió sus empresas para entregarse a su nuevo proyecto. “Eso lo aprendí de mi padre, que cuando era muy joven tomó esa misma línea”, refirió. Cuando tomé la decisión vendí todas mis acciones en una gran empresa chilena. “Los que me critican en Chile dicen que ando en Asia haciendo negocios (risas), pero no hago negocios ya, hace casi 30 años que me retiré de los negocios y me he dedicado al servicio público porque es imposible, a mi juicio, compatibilizar el servicio público con los negocios”, aseguró. Sobre su elección como candidato presidencial en unas primarias en su partido en Chile, dijo que fue una buena experiencia y que fue electo con el 70% de los inscritos en el registro.