A y C: Dos rutas agro-turísticas presentes en la zona del Cibao

Desde lo elevado del pueblo de Constanza se aprecia la conjugación que existe entre lo productivo y las viviendas. Edward Roustand

Son parte de la oferta que tiene la región norte de la República Dominicana para mostrar al visitante local y extranjero una visión del panorama distinta

República Dominicana tiene grandes atractivos agro-turísticos, tantos que muchos de ellos resultan desconocidos para una parte importante de la población local y más aún para los extranjeros.
Dos de ellos están en la región del Cibao y lo componen la Ruta Agroturística del municipio Constanza, provincia La Vega, y la Ruta Turística del Arroz, en la provincia Sánchez Ramírez. Algunos le denominan las rutas A y C (A por la inicial de la palabra arroz y C, por la inicial de Constanza).

Este último lugar posee una diversidad de rubros agrícolas que se prestan para excursiones que permitan mostrar cómo se producen. Pero Constanza tiene también turismo de aventura, religioso, gastronómico y una gama de oferta para los visitantes. El turismo de aventura es posible gracias a la existencia del parapente, senderismo y otros atractivos. En adición hay turismo deportivo.

En Constanza se celebran al año cuatro competencias reconocidas a nivel internacional con la carrera de motores. También está el Rally Frontera. El municipio está ubicado a 1,250 metros sobre el nivel del mar, y sus mayores alturas están en el Alto de la Bandera, a 2,837 metros. Dentro de esa reserva está el Valle de la Nevera, que experimenta temperaturas de hasta -0 grados. El municipio ha adoptado la paella valenciana y la ha bautizado como la paella constancera, que ha ganado premios internacionales. Tiene también un tipo de pizza de 16 ingredientes, de los cuales 13 son vegetales. La elabora la empresa Antojitos D’ Lauren, propiedad de Johnny Tactuk. “Es la única del mundo con esa característica”, le ha dicho Tactuk al periódico elCaribe. A la gastronomía de Constanza se le suman otros lugares, entre ellos uno llamado La Esquina, donde además de picaderas y otros comestibles se oferta al público un tipo de cerveza artesanal, elaborada por su propietario Salvador Ferrer. En el productivo valle de Constanza, lo religioso también constituye un gran atractivo, con el Santuario del Divino Niño, localizado en el alto de Cazabito, en honor a la Virgen de la Altagracia. Ese espacio es visitado por una cantidad importante de feligreses que van a esa zona, en la reserva turística Ébano Verde. Los principales atractivos naturales de Constanza están dentro de cuatro reservas científicas o parques naturales, que son: Pérez Rancier, conocido como Valle Nuevo, el altiplano más alto de la región del Caribe; el salto de Aguas Blancas; las pirámides que marcan el Centro Geográfico de la República Dominicana, y otro muy interesante que es el Monumento a Caamaño que está en misma reserva.

En el parque J. Armando Bermúdez, en la zona norte de Constanza, hay un monumento conocido como Piedra de los Indios, es el mayor y más grande monumento de la cultura taína. Los estudiosos dicen que estos se denominan el valle del silencio o el valle de la tranquilidad. En Constanza se cultivan unos 38 productos agrícolas, la mayoría de ellos vegetales. Se cosechan también frutas exóticas. La Ciclo Ruta de Constanza se puede hacer partiendo desde el aeropuerto local. En varias horas se puede recorrer la periferia y en el periplo se puede observar la producción de papa, cebollas, ajo, ajíes, repollo, zanahoria, brócoli, coliflor, pimientos, pepinos, remolacha y otros rubros que a menudo la gente no conoce en su forma de producción porque solo los ve en los establecimientos comerciales.

La otra mirada

En cuando a Sánchez Ramírez, esa provincia está conformada por cuatro municipios, que son Cotuí, Fantino, Cevicos y La Mata. De arroz se cultivan unas 125 mil tareas (unas 78,121 hectáreas).
Entre 2014 y 2015 se inició un proyecto de planificación estratégica para el desarrollo de Sánchez Ramírez. Se identificaron las rutas turísticas como productos que pudieran producir un impacto económico importante, tomando en cuenta una serie de condiciones especiales que tienen. Dentro de las rutas turísticas se identificó claramente la del arroz.

De acuerdo con informaciones ofrecidas a este diario, el Club Rotario junto con el Consejo de Desarrollo Ecoturístico adoptó el diseño y la implementación del producto. La Ruta Turística del Arroz es un recorrido de unos 25 kilómetros, que toca diferentes comunidades.

Esta finca de arroz está ubicada en la comunidad conocida como Las Canas. F. externa

Factorías, restaurantes y una importante oferta

La Ruta del Arroz permite realizar un periplo por sembradíos, por restaurantes, procesadoras y comunidades relacionadas con la siembra del cereal, que lo hace un producto especial y multidestino que impacta en diferentes comunidades de Sánchez Ramírez. El recorrido tiene unas nueve paradas, y se inicia en el municipio de Cotuí. Incluye visitas a infraestructuras hidráulicas que –de alguna manera- son importantes para los procesos productivos del producto más consumido en el país.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorEdiciones SM trae a RD la obra “Los Futbolísimos”
Noticia siguienteDiputados dicen prohibición de JCE es por falta de ley