Justo que se anule

A la joven Aris Nurys Tejada, sospechosa de aborto tras perder una preñez de 5 a 7 meses, le impusieron 3 meses de prisión preventiva, medida que muchos han calificado de exceso o abuso de poder, pues Tejada no parece representar peligro de fuga o de entorpecimiento de las investigaciones o amenaza para la sociedad, que se supone indica que no procede imponer prisión preventiva a alguien sospechoso o acusado de alguna falta penal. Ha sido así muy justa y oportuna la iniciativa de Profamilia de pedir la anulación de la prisión preventiva contra la joven mujer. Como señala Profamilia, no hay razón para que Tejada, madre de una niña de dos años, no espere su potencial acusación y juicio en libertad.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorRD aplasta en su paso por Bahamas
Noticia siguiente“Cada año mueren 600 mujeres por cáncer cervical”