Costoso juego

En el pasado los cálculos de las pérdidas generadas por las huelgas y protestas con suspensión de docencia de la ADP se limitaban a lo que el Estado paga en sueldos a esos servidores y el impacto en la vida de los estudiantes. Con las reformas introducidas en el sistema escolar, los daños colaterales son mayores. Las quejas son manifiestas. La Unión de Medianos y Pequeños Industriales de la Harina (Umpih) ya estima que sus pérdidas andan por los RD$10 millones, sólo con las últimas interrupciones. Imagínese lo que pasa con los demás suplidores del desayuno y el almuerzo escolar. Y pensar que los motivos nada tienen que ver con los maestros. Un juego costoso.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorSistema de tormentas deja 5 muertos en EEUU
Noticia siguienteAnuncian la 17ava edición de Dominicana Bridal Week