Los costos de la falta de planificación (III)

Por último, pero no menos importante: el déficit de parqueos. Con la reciente Ley de Tránsito número 63-17, se adoptaron medidas a fin de reordenar el transporte y el tráfico en nuestro país. No obstante, el tema que a mi juicio es más sensible y que no se contempló es el referente al parqueo. Sensible por las multiplicidades de situaciones con las que nos vemos a diario.

En el casco urbano donde tenemos las acostumbradas “horas pico” que son los interminables tapones, vemos que la mayoría de éstos se provocan por dos factores esenciales: trabajo y escuela. Es casi imposible transitar de forma fluida cuando se está cerca de una institución educativa o pública. Ejemplos del encarecimiento de tiempo y dinero: el gasto de tiempo recorriendo, la dificultad de encontrar un parqueo que te de seguridad a la hora de dejar tu vehículo y el dejarlo muchas veces a la intemperie a merced de los “dueños de la calle” como lo son los buscones, y encima pagarles por un espacio el cual es de dominio público, entre otros, muchas veces nos afectan directamente.

Por otro lado, una falta de planificación de área, ya que diseñamos edificios de lujo, pero no pensamos en dos aspectos básicos: baño y parqueo. Si no, les invito a dar un tour solamente en el polígono central y que cuenten cuantas instituciones (públicas y privadas) tienen como parqueos la calle o zonas que dice “NO ESTACIONE”, y la precariedad de sus baños. El Estado dominicano, a través de sus instituciones competentes, debe ser más exigente en estos aspectos. Los servicios básicos en las instituciones deben ser la prioridad y no lo último que se piense. El orden comienza en casa, si no lo tenemos, difícil adquirirlo.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCuba alerta contra planes de EE.UU.
Noticia siguientePN recupera niña que había sido raptada