Medina decide si lleva al país a un punto de no retorno

El Consejo Nacional de la Magistratura, CNM, debe elegir a partir de este miércoles a 5 jueces titulares y sus suplentes en el Tribunal Superior Electoral, y completar algunas vacantes de la Suprema Corte de Justicia.

Ese tribunal es esencial para la institucionalidad del país, puesto que la madre de todas las crisis que vivimos se deriva del cáncer medular que corroe al sistema de partidos políticos.

Y el TSE es el tribunal que dirime los conflictos al interior de los partidos y las diferencias que se dan entre ellos, debiendo administrarse para que actúen en el marco de las leyes y sean entes de servicio y factores de democratización, y no instrumentos de corrupción y descomposición social.

El tribunal que concluye incurrió en múltiples sentencias evidenciando su parcialidad a favor del PLD y sus aliados, y en contra de sus opositores.

Por eso el bloque de partidos de oposición ha demandado que no repita ninguno de los miembros del TSE que concluye, o que tenga su perfil parcializado.

La Conferencia del Episcopado, la iglesia cristiana, las organizaciones de la sociedad civil, el sector empresarial han demandado también la elección de jueces que sólo tengan compromiso con la Constitución y las leyes.

Pero la mayoría que encabeza el presidente Medina votó a favor de que los jueces del TSE que termina estuvieran entre los preseleccionados para ser eventualmente elegibles en el nuevo TSE.

El CNM está integrado por 8 miembros, de los cuales 6 votan por las orientaciones y directrices del presidente Medina, y sólo 2, el senador José Ignacio Paliza, y la diputada Josefa Castillo, votan diferente.

El pueblo debe mantener sus ojos y toda su atención en lo que va a decidir el presidente Medina, con su gran mayoría en el CNM,

Si va a fortalecer la institucionalidad, promoviendo o aceptando que sean elegidos jueces imparciales, como demanda el consenso político y social.

O si quiere arropar desde ya bajo un manto de incertidumbre las próximas elecciones y la precaria institucionalidad que vivimos.

Mantengamos los ojos y toda la atención sobre el presidente Medina, a ver lo que hará, porque con la imposición de un TSE que le sirva como cuchara grande al partido de gobierno, para que siga descuartizando al estado, se estará empujando al país a un delicado punto de no retorno.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorPRM rechaza permanencia de actuales miembros del TSE
Noticia siguienteTrump nomina a exgobernador de Utah como embajador en Rusia