“Sambá”, más que entretenimiento

Laura Amelia Guzmán e Israel Cárdenas han fijado su norte en un género distinto al que el público dominicano está acostumbrado. En su trayectoria en el cine, esta pareja de esposos (que muestra su química en el séptimo arte) ha elegido las historias con mensajes y temas de impacto social sobre aquellas con finales felices y toques de comedia en su trama.

Es precisamente lo que han logrado en el primer filme dominicano que llegó al festival de Tribeca, Sambá, y que está en las salas de cine dominicanas desde el pasado jueves. “En este caso, cuando Israel y yo fuimos invitados a realizar esta película, había un mensaje claro en el guion, que era el de segundas oportunidades, o sea, toda persona que ha tenido una vida complicada, con obstáculos, merece una segunda oportunidad y eso fue lo que nos agarró a nosotros para hacer”, explicó Guzmán en una entrevista con el periódico elCaribe.

Una historia de “golpes”

Sambá es un drama deportivo que cuenta el proceso de adaptación en la sociedad dominicana de Francisco o Cisco, (Algenis Pérez), quien es deportado de Estados Unidos (aunque inicialmente saldría de la cárcel La Victoria) tras cumplir una condena de 15 años. No se sabe por qué pasó ese tiempo tras las rejas, pero intenta hacer vida normal junto a una madre alcohólica y al nieto de la misma, el cual atraviesa por una etapa de rebeldía y malos pasos. En su camino, se cruza con un ex boxeador italiano, “Nichi”, encarnado por Ettore D’Alessandro, también guionista de la cinta, quien a pesar de incurrir en acciones ilegales, introduce a Cisco al boxeo al ver potencial en él y, especialmente, una fuente de dinero.

Tras aprender la lección y evitar ejecutar las acciones que penaliza la ley, el joven es despedido del empleo que su madre le consiguió al descubrirse sus antecedentes, y es entonces donde el mensaje empieza a evidenciarse. “Hace mucho que me preocupa el tema de los deportados y ex convictos que regresan a su país y tratan de reintegrarse a la sociedad, fue un aporte nuestro al guion que le da un trasfondo social importante. Es algo que yo he tratado en todas mis películas”, agregó la directora cinematográfica.

Durante la premier de Sambá, una cinta de 90 minutos de duración en la que además participan Laura Gómez y Ricardo Ariel Toribio, Laura Amelia Guzmán resaltó que tanto ella como su esposo, Israel Cárdenas, se han enfocado en realizar un trabajo íntimo con los actores y han buscado llevar a la pantalla grande historias que provoquen reflexión en el público, sin oponerse a la parte del entretenimiento que el cine representa. Sin embargo, su objetivo es, especialmente, no hacer películas para el momento, sino que perduren en el tiempo.

“Nuestro trabajo, en ese caso, ha marcado otra línea en lo que se ha hecho aquí, es un trabajo que no solamente se complace con el éxito local, para nosotros es importante abrir puertas y ventanas hacia el mundo de lo que es la República Dominicana”, aseguró.

Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
¿Te gusta el contenido de este artículo?

Compartir
Noticia anteriorInician construcción de casa cultural en Barahona
Noticia siguienteAsociación apoya cierre de 6 bancas de loterías ilegales en Yaguate