El gobierno plantea para 2018 escenario conservador

El Gobierno aprobó su marco macroeconómico para el año 2018, plataforma que sirve de referencia para la elaboración del Presupuesto, y que proyecta un crecimiento real del PIB de un 5.0%.Las proyecciones globales son conservadoras y, en el tipo de cambio, previsoras, porque ponen un tope que según el desempeño de esa variable en los últimos años, no se llega a cubrir, lo que ofrece cierta holgura al Gobierno.

De acuerdo al marco macroeconómico, elaborado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo y consensuado con el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, el crecimiento económico perderá velocidad el año próximo, pues de un crecimiento del PIB proyectado para el año en curso de 5.50%, quedará en 5.0% en el 2018. Proyectado en dólares, el PIB nominal fue estimado por el Gobierno en US$78,166.6 millones y el del 22017 en US$74,444.3 millones.

El Marco Macroeconómico, que abarca el período 2017-2021, sirve de base para iniciar el proceso de formulación del anteproyecto de Presupuesto General del Estado del año 2018 y del Plan Plurianual del Sector Público. La aprobación de ese esquema es un mandato al Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo del artículo 27 de la Ley 498-06, sobre Planificación e Inversión Pública.

Los técnicos

Los técnicos de las entidades económicas estatales que elaboraron el marco macroeconómico consensuaron sus proyecciones durante una reunión realizada el 28 de marzo pasado. Se revisaría durante una reunión que realizarían a principio del mes en curso, para analizar el desempeño económico nacional e internacional durante el primer cuatrimestre.

En sentido general, las proyecciones del panorama macroeconómico son para el próximo año conservadoras. La meta de inflación se mantiene en igual nivel que la del 2017, de 4%. Para la tasa de cambio plantea un margen más amplio, al plantear un promedio de 50.17 pesos por dólar, que implicaría un incremento de casi 200 puntos o dos pesos sobre la media esperada durante el año en curso, que es proyectada a RD$48.24. Para diciembre del 2018 prevé que la tasa cambiaria cerrará a RD$51.05 y a RD$49.09 este año. La depreciación del peso dominicano esperada para el 2018 es de 4%, frente a un proyectado 4.7% durante el año corriente.

En los últimos años, las proyecciones cambiarias vinculadas al Presupuesto General del Estado han sido dotadas de una franja o colchón, que facilitan maniobrar si surgen amenazas de superar las metas. Pero las proyecciones siempre quedan por debajo, lo que surte un efecto positivo en el presupuesto, pues éste tiene vínculos con la tasa de cambio a través de la deuda pública externa y del subsidio al sector eléctrico. Este último aspecto se asocia al precio del crudo a nivel internacional y, desde el ángulo interno, al valor del dólar. Del precio del barril de petróleo, que representa el mayor imponderable del universo de variables asumidas, el marco macroeconómico anticipa un promedio de 56 dólares para el 2018, y de US$56.1 para el año 2017 en curso.

Oro y níquel con tendencias distintas

Del lado de las variables de precios de los conmodities que, dentro del conjunto de los metales, generan ingresos por exportaciones al país, el oro tiene una proyección promedio de US$1,137.7 la onza troy, ligeramente inferior a los US$1,150.0 previstos para el 2017 en ejecución. Del níquel proyecta un precio promedio por tonelada métrica de US$11,517.7 para el 2018 y de US$11,000 durante el año en curso. La referencia proyectada para la economía de los Estados Unidos es de un crecimiento del PIB real en 2.4%, frente a un 2.2% esperado durante el año en curso.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorCelebrarán 27 años del programa radial “Buenos Días Noroeste”
Noticia siguientePresidente de Brasil y empresario se acusan de corrupción