Villa Mella y el medio ambiente

El día 02 de noviembre de 2015, Pág. 16, elCaribe, publicamos el artículo titulado: “Villa Mella: basura y áreas verdes”, (http://www.elcaribe.com.do/2015/11/02/villa-mella-basura-areas-verdes), denunciando una problemática que aún persiste.Hoy tenemos nuevos inquilinos en el Ayuntamiento de Santo Domingo Norte y en el Ministerio de Medio Ambiente. Tanto a las anteriores, como a las actuales autoridades, los munícipes, representados por un “Bloque” que reúne varias Juntas de Vecinos, les han formulado múltiples denuncias, reclamos y propuestas, sin obtener una respuesta efectiva.

El Cinturón Verde de Santo Domingo, creado mediante el Decreto No. 183-93, del 24 de junio del 1993, incluye zonas ambientales ubicadas en las cuencas hidrográficas de los ríos Haina, Ozama, Isabela, Higüero, Savita, Guanuma, Yamasá, Comate, Yabacao y Comatillo, según su artículo 6.

De estas, “Los humedales o zona ambiental F”, “cubre la zona de lagunas, ciénagas, manglares, caños, ríos, arroyos, cañadas y extensos bosques de galerías de la parte nororiental de la ciudad, con una superficie de 68.30 kilómetros cuadrados, o sea, 6,830 hectáreas”.

Particularmente, en las áreas que bordean los sectores Riobisa-I, El Edén y Buena Vista I y II, con la evidente complicidad de las pasadas autoridades que no respondían a los justos reclamos comunitarios, se ha producido una masiva invasión por desaprensivos. Talando y quemando árboles, en muchos casos centenarios, para luego construir frágiles edificaciones y ocuparlas.

Al respecto, y como establece la “Propuesta medioambiental” formulada por la Junta de Vecinos Riobisa I, los mismos ocupantes ilegales de estas áreas verdes protegidas se exponen “a graves peligros de salud debido a inundaciones, contaminación y la insalubridad por la acumulación de lodo, mosquitos, aguas negras y basura, y por la misma infraestructura de sus viviendas, vulnerables a derrumbes…”

Estas áreas verdes protegidas podrían ser desarrolladas como ruta o paseo ecológico luego de ser saneadas, pero hasta ahora las “autoridades” han estado “ciegas, sordas y mudas”, dejando de ejecutar la solución que las mismas “autoridades” reconocen.

Ya en enero de 2013, por ejemplo, mediante oficio núm. DPASD OF. NO. 063/13, de la Dirección Provincial Santo Domingo, del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, se determinó “realizar desalojo en el Sector Buena Vista II, El Edén, ya que se trata de una zona frágil a pocos metros del Parque Ecológico Las Malvinas”.

Y, el 22 de enero de 2013, mediante oficio: C-DPASD-003/13, del Encargado del Departamento de Protección Ambiental de la Dirección Provincial Santo Domingo, utilizando como anexos: Acta de inspección, Denuncias y Fotos, concluye que se debe “coordinar acciones conjuntas con la procuraduría para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, Servicio Nacional de Protección Ambiental (SENPA) y el Abogado del Estado, se proceda al desalojo de los ocupantes del área antes mencionados”.

Es decir, ya los estudios existen, las investigaciones, la documentación y la lógica solución: El desalojo de los invasores. Los munícipes esperan rápidas actuaciones de las actuales autoridades municipales y medioambientales y la posterior vigilancia y desarrollo de las áreas verdes protegidas. Evitándose de esta forma males mayores y cumpliéndose con la ley.

Seguiremos con el tema.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir
Noticia anteriorConfusión con mellizas desaparecidas; PN alega están en el Este y familiares dicen desconocer paradero
Noticia siguienteOnamet pronostica disminución de las lluvias y temperaturas frescas