No lo desperdicien

    Compartir

    El ejercicio de la política es la más ruda confrontación con la realidad. Y estimula ilimitadamente el aprendizaje, el que nace del seno del pueblo, que enseña a discernir el sentido más profundo de la razonabilidad. Por eso no se entiende la absurda convocatoria a huelga política en el municipio Santo Domingo Este. Es estar desconectado de un país que anda en un ánimo distinto al conflicto, que desea, ahora, trabajar, crear riquezas, mejorar su calidad de vida. Menos se entiende que el PRM formalmente respaldara el paro del absurdo. Fue un fracaso político y una expresión de incomprensión rotunda de la coyuntura actual. No desperdicien el aval concedido el 15 de mayo.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorQuique Antún felicita a monseñor Ozoria Acosta por su designación
    Noticia siguienteSociedad ProArte Latinoamericana: urge Ley Mecenazgo