“El 60% de estudiantes ha sido víctima de violencia escolar”

    El 60% de estudiantes de escuelas primarias del país han sido víctimas de algún tipo de episodio violento, mientras que en casi el 70% de los hogares, padres o tutores incurren en violencia física o psicológica como acción disciplinaria.

    Así lo refleja un estudio publicado en 2011 por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), situación que mueve a la preocupación a la Embajada de los Estados Unidos, que como parte de sus actividades para promover la seguridad ciudadana ha decidido apoyar los esfuerzos del Ministerio de Educación y la Fundación Popular para conocer y prevenir la violencia escolar en todas sus vertientes.

    En ese sentido, ha invitado al país a la doctora en Educación y consultora internacional para el tema de bullying, Maru González, quien desde el pasado 28 de septiembre y hasta hoy, compartirá sus experiencias y conocimientos con educadores, orientadores y estudiantes de Santo Domingo y Santiago.

    Durante una entrevista exclusiva con elCaribe, González, quien ha trabajado de cerca con representantes del Congreso de los Estados Unidos para fortalecer la legislación anti-bullying a nivel estatal y nacional, ofreció algunas reflexiones para ayudar a los padres y educadores a identificar el problema y recomendaciones para prevenirlo.

    ¿Cuáles son las causas del bullying o acoso escolar?
    El bullying empieza durante la escuela primaria, durante la enseñanza básica, y alcanza la cumbre en la media o secundaria. Es un problema multicausal, es decir, originado por varios factores. Puede ocurrir en el hogar, porque en última instancia, lo que hace un estudiante en un aula de clase es un reflejo de lo que aprende en el hogar. También puede ser debido a lo que pasa en la escuela. Si un estudiante ha sido víctima de bullying se puede convertir en agresor; también puede deberse a la influencia de sus compañeros de clases, si están en un grupo de estudiantes que son agresores, son más propensos a unirse al bullying.

    ¿Cómo pueden identificarse?
    Los estudiantes que han sido victimizados presentan ciertas señales y pistas que los padres y educadores deben seguir, como la depresión, la ansiedad, la soledad, tristeza, pocos amigos, falta de interés, peores notas, y en casos más extremos, golpes o heridas y pensamientos de suicidio. Si está ocurriendo en el aula de clases, en los pasillos, existen ciertas pistas. Si es realmente bullying o un relajo los educadores pueden darse cuenta con la relación entre los estudiantes, entre la víctima y el agresor, si son antiguos amigos o existe algún historial de conflicto. Deben fijarse en pistas corporales, y usar su mejor juicio para determinar si es bullyng o es un chiste, y preguntarse si esto ha ocurrido solo una vez o existe un patrón de agresión.

    ¿Quiénes son más vulnerables?
    Son estudiantes que pertenecen a grupos sociales marginados, que sufren alguna discapacidad, por orientación sexual, identidad de género, raza, etnia, clase social o apariencia física.

    ¿Cuáles son sus consecuencias?
    Pueden ser emocionales, como la depresión, la ansiedad, en casos más extremos el riesgo de suicidio, consecuencias académicas, como peores notas, falta de interés en asistir a la escuela, entre otras.
    Por eso, es importante hablar de las diferencias, el respeto mutuo, la empatía, la compasión y de incluir a diferentes identidades sociales en el programa de estudio para que aquellos estudiantes que vienen de esos grupos se vean reflejados en lo que están aprendiendo.

    ¿Qué tipo de apoyo debe haber en la escuela y el hogar para prevenir estos casos?
    Tiene que ser un esfuerzo y una responsabilidad compartida. Los educadores, directores, orientadores, psicólogos, padres y los mismos estudiantes deben enfrentar este problema, no sólo para responder y prevenir el bullying, sino también para cambiar la cultura que existe en la escuela, para transformar el ambiente, en un ambiente de empatía, de respeto, de compasión y apoyo para todos y todas. Cambiar esta cultura requiere tiempo, por lo que considero deben haber políticas que den credibilidad al tema de la prevención del bullying, que establezcan un protocolo claro para saber cómo intervenir y responder al problema de una manera consistente. En el caso de Estados Unidos no hay ley federal contra el bullying pero sí existen leyes, dependiendo del Estado y el distrito.

    ¿Se tienen cifras de cómo afecta el problema en Latinoamérica?
    Sí. La Unesco realizó un estudio en 2011, con 16 países latinoamericanos, incluyendo la República Dominicana, en cuanto al acoso escolar en estudiantes de sexto grado y encontró que el 51.1% de alumnos había sido víctima de bullying. 

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAgresor de Oregon fue dado de baja del ejército
    Noticia siguienteOnamet pronostica chubascos para esta tarde