Doctor Freddy Lithgow Viñas

    Este prestigioso oftalmólogo dominicano ocupó importantes posiciones en el prestigioso Instituto Barraquer de Barcelona, España. Nació en Santiago en el 1928.

    Cursó sus estudios primarios en el Colegio de la Salle, para más adelante asistir a la Escuela Normal de Santiago, en donde se graduó de bachiller en el 1946. En ese mismo año ingresó a la Universidad de Santo Domingo, de la que se graduó como Doctor en Medicina en el 1952. Desde el 1949 había asistido como interno residente en el Hospital Padre Billini de la ciudad de Santo Domingo. Tras graduarse viajó a Barcelona, en donde ingresó como Becario Extranjero a la Clínica Barraquer, dependencia del Instituto Barraquer. En el 1954 fue nombrado como Oftalmólogo adjunto al dispensario de la Clínica Barraquer, en jornada intensiva, esto es a tiempo completo, tras haber cursado sus estudios de Oftalmología. En ese mismo tiempo, se desempeñó como Médico adjunto a la Cátedra de Otorrinolaringología del Hospital Clínico de Barcelona, dependencia de la Universidad Central de Barcelona, en el que fue asistente del profesor Azoy.

    Con ese distinguido profesor fue primer ayudante de clínica y cirugía en el Servicio de Otorrinolaringología que el profesor Azoy dirigía en el Hospital Clínico de Barcelona.

    En esos años de formación, participó en cerca de veinte cursos de formación y fue colaborador en la organización, en 1956, del Primer Curso Internacional del Instituto Barraquer.

    Regresó al país en el 1956 y se integró al staff médico de la recientemente inaugurada Clínica Internacional, uno de los centros de mayor prestigio en nuestro país en la década del 1950.

    Tras la muerte de Trujillo, integra, en calidad de Secretario, la primera junta directiva de la Asociación Médica Dominicana, libremente elegida en más de 30 años. Esa junta, presidida por el doctor Jordi Brossa, se caracterizó por su defensa de los derechos de los médicos, y de los derechos de toda la ciudadanía, ejerciendo con vigor y firmeza sus funciones y tratando de educar a nuestro pueblo. De esa directiva se derivó la primera ley que estructuraba el funcionamiento de los hospitales del Estado. Sin embargo, la situación imperante hizo que el Dr. Lithgow retornara a Barcelona en el 1965.

    Ingresó como miembro del equipo del Centro de Oftalmología Barraquer, como consultor clínico y como instructor de la Escuela de Especialización del Instituto Barraquer. Fue miembro del Comité Organizador y Coordinador de Sesiones Científicas de los Cursos Internacionales del Instituto Barraquer, celebrados en 1969, 1973,1977,1982 y 1987.

    De igual forma, fue Directivo de la Sociedad Catalana de Oftalmología. Su trayectoria de seriedad científica y de rectitud moral y personal le llevaron a ser miembro de la Junta rectora del Instituto Barraquer, de Barcelona. Colaboró en la formación de varios distinguidos colegas oftalmólogos que estudiaron en el Centro de Oftalmologia Barraquer y todos le recuerdan con gran cariño y consideración.

    Fue declarado Hijo Distinguido de Santiago, su ciudad natal. Recibió la Orden de Duarte en el Grado de Caballero y la Orden de Cristóbal Colón en el Grado de Comendador, y luego en el Grado de Gran oficial, en nuestro país.

    Recibió la Orden del Mérito de la Guardia Civil en España, con distintivo blanco. Recibió una medalla de reconocimiento de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña y Profesor Honorario de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra . Fue de igual forma miembro de honor de la Academia de Ciencias de la República Dominicana y de la Sociedad Dominicana de Oftalmología. Tras su reciente fallecimiento en el 2015, y en reconocimiento a sus méritos, la Sociedad Dominicana de Oftalmología le dedicará su 48 Reunión Anual.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorCorreo de los lectores
    Noticia siguienteCon el aroma de Enrique Iglesias