Miriam Hernández sigue abrazada al estilo romántico

    Arribar a los 25 años en la música es motivo de reencuentro para Miriam Hernández. Por eso ha emprendido una gira de conciertos por Latinoamérica que tiene una parada reservada en la República Dominicana.El canto, el baile, la actuación o la presentación televisiva son sus mundos, pero lejos de las luces del espectáculo uno de sus mayores sueños lo representa su familia. 

    Dueña de una tesitura vocal y una fuerza interpretativa envidiable, que la han llevado a ser una de las artistas de habla hispana más importantes de estos tiempos, Miriam se define como una mujer normal y agradecida. 

    “Amo lo que hago, pero desde que tengo uso de razón quería cantar y también tener una familia. Siempre me proyecté con hijos y marido”, sostiene. Contó que el afecto familiar fue “un cable a tierra” que le inculcaron sus padres.

    Durante una conversación con elCaribe, expresó que tanto ella como su familia han sabido lidiar con su profesión y que en todo momento le ha hecho sentir que son su norte y su mejor fuente de inspiración. Equilibrada y risueña comenta que es una mujer afortunada, que aprecia todo lo que le rodea.

    Su carisma y sensibilidad son algunas de las características de esta cantante que es admirada por miles de seguidores en Latinoamérica. Independientemente de que lance o no nuevos álbumes o descanse en la comodidad de su hogar junto a su familia, sencillos como “El hombre que yo amo”, “Te pareces tanto a él”, “La fuerza del amor” y “Peligroso amor” son canciones memorables que el público contemporáneo hace suyas.

    Miriam expresa que su reconocimiento no se debe al uso de fórmulas, que es de las personas que se deja llevar por la intuición, aunque, confiesa que siempre ha estado muy pendiente de los aspectos que mayor impacto suelen causarle a la gente. 

    Atribuye que su notoriedad artística se debe al apego que siente por la música y a su preocupación por grabar canciones dirigidas al sentido común, pero sobre todo, a los sentimientos que dominan las emociones del público. 

    Cuenta que a través de la música ha aprendido a tener un elevado nivel de complicidad con la gente y a conectar con las distintas experiencias que viven el hombre y la mujer con respecto al desamor, el cariño y la familia. 

    Aunque la artista entiende que usualmente las canciones de desamor son las más abrazadas por el público, comenta que su caso ha sido una excepción. 
    En cuanto al amor y al desamor, entiende que “mis composiciones están equilibradas. No suelen ser canciones agresivas, siempre me manejo a la altura”.

    Las letras de sencillos como “Tonto”, que “es un tonto tierno”, “Eres” y “Ese hombre” tienen un contenido que no denigra el sexo opuesto, aunque la estrella de la música chilena admite que a menudo se enoja con él. 

    En ese mismo sentido, agrega que ser reconocida como “La baladista de América” o “La reina del pop latinoamericano”, ha sido más que un honor, una gran responsabilidad, que encaja a la perfección con ella. 

    Durante la entrevista con este periódico, también abordó las diferencias existentes entre la balada pop de diez años atrás y la que se hace hoy en día; destacando que la diferencia entre una época y la otra se debe a los arreglos musicales.

    “En mis conciertos yo también trabajo muy a tono con mi director artístico, con quien realizamos los arreglos nuevos, tratamos que estos luzcan frescos y más potentes. Estos distan mucho de lo que se escucha en el disco, que son arreglos más suaves y más melódicos”.

    La intérprete de “Huele a peligro” asegura que ha mantenido siempre su esencia musical y que cada una de sus composiciones han madurado con el tiempo. 

    La artista festeja sus bodas de plata

    Miriam sabe que es amada en Quisqueya y lo disfruta. “Más que nada quiero agradecer al público dominicano porque ha sido maravilloso conmigo. Siempre y en cada presentación la gente me expresa su cariño”, comenta. “Con este concierto quiero agradecerle al público por su fidelidad y respeto hacia mi música. Eso es muy valiosos para mí y me tiene muy emocionada”. Una vez más, a la chilena le espera un reencuentro que promete una presentación “calurosamente inolvidable” en territorio dominicano. Por eso, el próximo 30 de mayo las instalaciones del anfiteatro Nuryn Sanlley se vestirán de luces y algarabía porque, además de su presentación, celebrará junto a sus fanáticos su 25 aniversario.

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorIn Crescendo agasaja a periodistas en su día
    Noticia siguienteIndignación por trato a cadáver de mujer