La camisa, una tendencia que nunca pasa de moda

    La camisa blanca ha viajado a lo largo de la historia, transformándose y reinterpretándose hasta convertirse en un ícono tan básico como atemporal.Aunque la moda es cambiante, hay ciertas prendas que aunque pase el tiempo y la moda cambie, siempre deben estar en tu armario. Estas prendas básicas simplifican tu vida, porque son fáciles de combinar y te verás glamorosa y hermosa todo el tiempo. Una de esas piezas imprescindibles es la camisa blanca, que al igual que el vestido negro, son fáciles de combinar y quedan bien con cualquier complemento y en toda ocasión. La camisa blanca es un elemento básico en cualquier guardarropa de mujer. Es la pieza clásica que más interpretaciones admite, y gracias a la cual se consiguen looks formales, sexy, bohemios, casuales o modernos. Funciona de día, de noche, en oufits casuales o formales.

    Esta pieza es un básico universal en el mundo de la moda, pocas prendas hay tan versátiles. Es una prenda muy sencilla que por sí sola dice poco, pero es tan fácil de combinar y tan femenina, que sus looks son referentes de estilo.
    Quizá por ello, la búsqueda de la camisa blanca perfecta no es tarea fácil. Que se convierta en una prenda estrella de tu vestidor depende de los detalles, que le aporten un toque de lujo; del patrón que favorezca nuestra silueta y del color. Es un básico que nunca falla, pero el reto va más allá: convertir la clásica camisa blanca en la protagonista del look.

    La camisa es una prenda básica que en la década de los 50 y 60 fue símbolo de sensualidad, pero las siguientes décadas fue relegada al look de secretaria y bibliotecaria aburrida. Sin embargo, en los años 80 la reconocida diseñadora venezolana Carolina Herrera se adueña de ella y la hace su sello de vestimenta, devolviéndole a la camisa su elegancia y convirtiéndola en una prenda básica.

    Ella las ha usado por años en diferentes ocasiones, haciendo de ésta su marca personal. Pero no solo Herrera es quien le ha dado renombre a esta pieza, años atrás la escritora británica Virgina Woolf usó de manera recurrente la famosa camisa blanca. Al igual que la icónica actriz Marilyn Monroe, quien hizo de esta prenda algo sensual y sutil.

    En definitiva, puede ser una camisa sencilla, de manga larga o corta, o puede tener algún adorno en especial. Es clásica, elegante, combina con todo y siempre es una buena ocasión utilizarla. 

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorIn Crescendo agasaja a periodistas en su día
    Noticia siguienteIndignación por trato a cadáver de mujer