Inocuidad de los alimentos

    Este día es una oportunidad para alertar a quienes trabajan en diferentes sectores del gobierno, a los campesinos, a los fabricantes, a los minoristas, a los profesionales sanitarios y a los consumidores de la importancia de la inocuidad de los alimentos, y concienciarlos del papel que cada uno puede desempeñar para que todos tengamos confianza en que los alimentos que nos llegan al plato son inocuos.

     

    ¿Qué es Inocuidad?

    Es la condición de los alimentos que garantiza que no causaran daño al consumidor cuando se preparen y /o consuman de acuerdo con el uso al que se destinan.

    La inocuidad alimentaria es un proceso que asegura la calidad en la producción y elaboración de los productos alimentarios.

    La preservación de alimentos inocuos implica la adopción de metodologías que permitan identificar y evaluar los potenciales peligros de contaminación de los alimentos en el lugar que se producen o se consumen, así como la posibilidad de medir el impacto que una enfermedad transmitida por un alimento contaminado puede causar a la salud humana.

    La garantía de alimentos inocuos es fundamental para la protección de la salud humana y para mejorar la calidad de vida de los países. Cada brote de enfermedades transmitidas por alimentos tiene una serie de costos directos e indirectos, ya que afecta la salud pública, las economías de los países y el comercio internacional de alimentos.

     

    Antecedentes

    Los alimentos insalubres están relacionados con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría niños. Los alimentos que contienen bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas causan más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.

    Se estima que la salmonela es la bacteria más letal con unas 52.000 muertes anuales, seguida por la e.coli, con unas 37.000.

    El experto de la OMS, Kazuaki Miyagishima, indicó que esa agencia insta a los gobiernos a que tomen medidas para garantizar la inocuidad de los alimentos, que es el tema del Día Mundial de la Salud a celebrarse el 7 de abril.

    El responsable del Departamento de Inocuidad de Alimentos de la OMS añadió que el fracaso en esa gestión podría tener efectos catastróficos porque la globalización ha hecho de la producción de alimentos un proceso sumamente complicado.

    “Si un ingrediente está contaminado en la cadena productiva, a la hora que uno se entera que algo anda mal ya el producto contaminado se distribuyó o se exportó a decenas de países, y ha sido integrado a cientos de alimentos diferentes”, explicó.

    Miyagishima agregó que los países africanos tienen las tasas más altas de muertes por alimentos insalubres, seguidos por los países del sureste asiático

    El experto responsabilizó de esos decesos a los distintos departamentos gubernamentales encargados de regular la producción de alimentos, al vínculo entre esas enfermedades y la falta de saneamiento, y a la atención médica inadecuada.

    La OMS considera que las personas pueden protegerse de esas enfermedades si toman medidas como lavar los alimentos y mantener los víveres cocidos separados de los crudos.

    A medida que aumenta la globalización de los suministros de alimentos, resulta cada vez más evidente la necesidad de reforzar los sistemas que velan por la inocuidad de los alimentos en todos los países. Es por ello que la OMS ha aprovechado el Día Mundial de la Salud, que se celebra el 7 de abril de 2015, para fomentar medidas destinadas a mejorar la inocuidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena, desde la granja hasta el plato.

    La OMS ayuda a los países a prevenir, detectar y dar respuesta a los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos, de acuerdo con el Codex Alimentarius, una recopilación de normas, directrices y códigos de prácticas sobre los alimentos que abarcan la totalidad de los principales alimentos y procesos. Junto con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la OMS alerta a los países de las emergencias relacionadas con la inocuidad de los alimentos a través de una red internacional de información.

     

    Cinco claves para la inocuidad de los alimentos

    La inocuidad de los alimentos es una responsabilidad compartida. Es importante que se trabaje a lo largo de toda la cadena de producción de los alimentos: desde los campesinos y los fabricantes hasta los vendedores y los consumidores. La publicación de la OMS Cinco claves para la inocuidad de los alimentos ofrece a los vendedores y consumidores orientaciones prácticas sobre cómo manipular y preparar los alimentos:

    • Clave 1: Mantenga la limpieza
    • Clave 2: Separe alimentos crudos y cocinados
    • Clave 3: Cocine los alimentos completamente
    • Clave 4: Mantenga los alimentos a temperaturas seguras
    • Clave 5: Use agua y materias primas inocuas

    Mantente informado

    Recibe en tu correo actualizaciones diarias
    de las noticias mas importantes de la actualidad.

    Compartir
    Noticia anteriorGobierno trabaja en subsidio para enfermos de cáncer
    Noticia siguientePandora Novias 2015