En Semana Santa protege tu cabello del sol y el agua del mar

    Muchas aprovechan el asueto de Semana Santa para irse a la playa, piscina o a la montaña, momento en que hay que pensar también en cómo cuidar el cabello para que no se estropee.Ahora en Semana Santa, cuando se comienza a sentir el fuerte sol del verano, un día en la playa o en la piscina puede provocar verdaderos estragos en tu cabellera. La sal del mar, la arena o el cloro de la piscina pueden afectar tu cabellera, ya que estos factores provocan que la capa externa del pelo produzca reacciones químicas que alteran la coloración y lo dejan frágil, además de tornarlo áspero, electrizado, sin brillo, quebradizo y muy difícil de manejar.

    La combinación del cloro con el sol es aún más peligrosa, los químicos del agua de la piscina pueden convertir una melena rubia brillante, en un cabello tosco y de color verdusco.

    ¿Qué hacer? Los expertos recomiendan, antes de exponerse al sol, utilizar un producto especializado que contenga filtro solar, como champú, mascarilla o productos acondicionadores. Un cabello teñido, alisado o con rayitos (high lights) requiere de cuidados extra durante estos días. Una mezcla de acondicionador del cabello y bloqueador solar (para la piel), es una buena opción. Para quienes se tiñen el cabello con tonalidades claras, es recomendable oscurecerlo un poco, pues la exposición constante al sol, al cloro y a la sal hace que se aclare demasiado. Si eres rubia y te expones mucho al sol terminarás con una cabellera casi blanca.

    Nunca te expongas al sol con el pelo mojado o húmedo, pues los rayos ultravioleta hacen más daño al cabello cuando éste no está seco. Si no tienes otra opción, cúbrelo con un sombrero o pañoleta, sobre todo si se trata de un tiempo entre las 12:00 del mediodía y las 5:00 de la tarde, cuando el sol está más caliente, con una mayor intensidad de radiación ultravioleta. Recuerda que tu cabello sufre tanto como tu piel, aunque no te parezca, ni sientas que es así.
    Si usas las muy de moda extensiones, trata de hacerte una trenza para entrar al agua, esto evitará que el pelo se enrede y, al igual que el pelo humano, puedes aplicar tratamientos hidratantes, lo cual te brindará un look natural.

    Para recuperar su luminosidad

    Para recuperar el brillo perdido, aplica una mascarilla o un acondicionador reconstructor intensivo tan pronto laves tu cabello. Incluso, puedes hacer una sencilla y económica mascarilla en casa. Solamente tienes que mezclar una clara de huevo, cinco cucharadas de aceite de oliva y una cucharadita de miel; aplica la mezcla al cabello por 30 minutos, enjuágalo y déjalo secar. Cuando laves tu cabello déjalo secar al natural y usa lo menos posible el secador y otras herramientas de calor, como la plancha o la tenaza, así tu pelo estará menos expuesto al calor, el cual resulta fatal si se combina con varios días de exposición al sol, al agua salada y la piscina. Un tip extra: no utilices agua demasiado caliente, ya que resecarás más el cabello, y nunca lo frotes con las uñas.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorHawks salen de racha; Horford anota 10 puntos
    Noticia siguienteEnvían a prisión a cinco por muerte de hombre en Puerto Plata