“Me considero una persona polifacética en ciertos aspectos”

    “Los estudios y las circunstancias que nos afectan, de alguna manera van direccionando nuestros propósitos en la vida, poseemos la vocación, las oportunidades llegan”, responde Fernely Lebrón a nuestra pregunta sobre los múltiples talentos que posee, y cómo los fue descubriendo. Entiende que las personas se involucran y las experiencias poco a poco van identificando al ser humano, “y luego llegan las realizaciones”. Pintor, grabadista, diseñador gráfico-editorial e ilustrador, caricaturista, entre otros importantes talentos, Lebrón cuenta que, en principio, nunca pensó incursionar en el diseño editorial. De hecho, cuando inició, no se conocía con ese calificativo, simplemente era diseño, una actividad que no estaba bien definida como ahora. Su paso por los medios escritos le permitió elevar su nivel profesional, siendo reconocido por The Society for News Design, Inc., la más importante institución a nivel mundial dedicada al diseño editorial.

    ¿Qué lo llamó a formarse en el área del diseño editorial?
    La vocación artística es innata, luego, llegado el momento, la formación académica fue reordenando los conocimientos. En principio, nunca pensé incursionar en el diseño editorial, de hecho, cuando inicié, no se conocía con ese calificativo, simplemente era diseño, una actividad que no estaba bien definida como ahora, los publicistas lo capitalizaron hacia el diseño publicitario, pero en los medios escritos, al profesional que hoy identificamos como diseñador, era llamado diagramador, era un trabajo más o menos “artesanal”. Casi todos los diseñadores del país accionaban en agencias publicitarias, en los periódicos, los que hacían el “pasteup”, eran en su mayoría autodidactas con limitado conocimiento del diseño publicitario, que sí era una especialidad con cierta formación de academia, pero casi en exclusivo para las agencias. Yo trabajaba como diseñador publicitario y dibujante cuando Listín Diario me contrató e invirtió en mí enviándome a Estados Unidos en varias ocasiones con la intención de capacitarme como diseñador editorial, por los proyectos que esta importante editora tenía en agenda.

    ¿Cómo surge la idea de escribir el libro “Canto triste por Haití?
    Ese proyecto editorial fue algo así como un fulgurazo creativo, me explico: Acontece el terremoto en Haití, la sensibilidad aflora, la creatividad del artista se dispara, la experiencia en el manejo de varias disciplinas y técnicas se ponen de manifiesto, casi tres meses de intenso trabajo, y el libro se edita con traducción a 29 idiomas y lenguas, más una transcripción al Braille del poema central, además las valoraciones de 52 intelectuales nacionales e internacionales, que igual se sensibilizaron con este proyecto, con el trabajo y la trayectoria del autor. Personas de prácticamente los cinco continentes se hicieron sentir a través de la internet para identificarse con la obra. Traductores de mucho renombre aportando sus conocimientos. El momento y la tragedia, obviamente influyeron, pero el hecho de que los principales profesionales de la comunicación y la literatura en el país valoraran como algo digno la oda solidaria que sustenta el libro, significa que algo de calidad posee. El prologuista es don Marcio Veloz Maggiolo y entre las valoraciones se cuentan las de Mateo Morrison, Andrés L. Mateo, Efraim Castillo, Molina Morillo, Marianne de Tolentino, Rafael Sosa, Ruth Herrera, Ana Mitila Lora, Chiqui Vicioso, Fidelio Despradel, Geo Ripley y Dagoberto Tejeda, entre muchos otros.

    Desde su punto de vista ¿cómo visualiza el mundo editorial en RD?
    En el país siempre nos hemos mantenido en un sitial de avanzada en lo que respecta a publicaciones de libros, revistas, periódicos, etc. Podemos mostrar al mundo proyectos editoriales de gran calidad, aunque como en todas partes, siempre habrá en esta actividad muchos niveles.

    En 1990 obtuvo el primer lugar en el concurso internacional West Indies Flyers, ¿qué aprendió de esa experiencia?
    Eso es cierto, el haber obtenido ese reconocimiento en un momento tan especial, representó un gran empuje en mi carrera, debido a que para entonces era yo el diseñador editorial más destacado en los medios escritos del país, por lo que ser reconocido con un galardón internacional era algo así como seguir sobresaliendo entre mis colegas.

    ¿Considera que los medios impresos dominicanos están acorde a los nuevos tiempos?
    Creo que sí, aunque me parece que la necesidad de producir a mayor escala posible ha afectado un poco la originalidad, mas no la creatividad que son dos cosas distintas. Hay algunos buenos y originales productos circulando, pero también hay otros de muy buen posicionamiento, que no son más que burdas copias de publicaciones extranjeras.

    Actualmente, la tendencia es apostar por los medios digitales, ¿cree que esto puede sustituir los impresos?
    La tendencia es esa, pero de suceder no será por ahora, pasarán muchas décadas para que podamos verlo, y es que mientras exista materia prima para la impresión, las grandes industrias seguirán colocando insumos, son los mercados los que determinan esos cambios y el mercado de la impresión no está agotado aún. El papel, por ejemplo, es uno de los insumos vitales, podemos estar seguros de que las industrias suplidoras producirán nuevos productos con lo que algún día podrán sustituirlo. Aún queda un largo camino por recorrer.

    ¿Cuál considera ha sido su mayor logro?
    Mi paso por los medios escritos me permitió elevar mi nivel profesional, muchas cosas significativas se lograron, ser reconocido por The Society for News Design, Inc., la más importante institución a nivel mundial dedicada al diseño editorial, fue de suma importancia, eso aconteció en 2001 en reconocimiento por el rediseño realizado a Listín Diario, en esa ocasión me fue otorgado un “Award of Excellence” (Premio a la Excelencia). Pero, a mi entender, el mayor logro ha sido el de servir como guía para los diseñadores e ilustradores que se formaron junto a mí, muchos de ellos actualmente activos en diferentes medios dominicanos y extranjeros. Y por último, la experiencia acumulada me permite actualmente mantenerme activo en proyectos que con intención de lograr trascendencia, desarrollo a través de la plástica, mismos que en un tiempo relativamente corto verán la luz.

    Progreso
    Con la definida visión de nuestros empresarios editoriales me atrevo a decir que seguiremos desarrollándonos”.

    Diversidad
    El dibujo de base real es el que más me cautiva, pero igual he abordado otros estilos y géneros como la caricatura, por ejemplo”.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorVehículo autónomo se prepara para viaje de 5.600 kilómetros
    Noticia siguienteRescatan embarazada que secuestraron en Santiago