Mercado laboral tiene más de 30 tarifas de salarios mínimos

    Cada dos años impares, el mercado laboral dominicano entra en un proceso legal de ajuste de sus salarios más bajos, excepto el prevaleciente en el sector público, que es el más deprimido de la economía dominicana, con capacidad para financiar solo el 49% del costo de la canasta familiar más baja.

    En la zafra de aumento salarial se revisan no menos de 30 tarifas y niveles, ninguna de las cuales cubre el 100% del costo de la canasta alimentaria básica de los hogares de menor ingreso.

    El mercado laboral dominicano tiene, en el sector privado no sectorizado, cinco tarifas definidas por el Comité Nacional de Salarios en su resolución de repercusión nacional, y 16 subcategorías que a su vez tienen subdivisiones por actividad y especialidad.

    Las tarifas que sirven de guía para el salario mínimo nacional, son las aplicadas al llamado sector no sectorizado y que abarcan al comercio, la industria y los servicios, con tres niveles (ahora de RD$6,880, RD$7,763 y RD$11,292) según el tamaño de la empresa. En ese grupo clasificatorio se incluye el salario mínimo para las labores agrícolas (RD$234 pesos por jornada de 10 horas) y para los vigilantes (RD$9,526 al mes).

    Extensiones
    A partir de esas cinco categorías surge un archipiélago de salarios bajos, que incluyen las tarifas para los trabajadores a destajo, que son esencialmente los vinculados al sector construcción.

    El nivel más alto del salario mínimo nacional de referencia, cubre solo el 89.73% del costo de la canasta básica calculada por el Banco Central, que es de RD$12,583.78 para el primer quintil, o grupo familiar de menor ingreso.

    Referida a la canasta familiar nacional, que es de RD$27,593.94, el salario mínimo más alto financia solo el 40.92 % del costo.

    “El salario es la retribución que el patrono debe pagar al trabajador como compensación del trabajo realizado”, define el artículo 192 del Código de Trabajo.

    En el ajuste dispuesto en el año 2013 que fijó los montos prevalecientes ahora y que son los que se revisarán en el proceso abierto por el Comité Nacional de Salarios (CNS), se aprobó un aumento general de 14% en los niveles de salarios mínimos.

    Después de la revisión y fijación del salario mínimo “macro” del mercado laboral, el CNS produjo otras revisiones sectoriales, que incluyeron al sector hoteles, bares y restaurantes, para el cual tomando como base el mismo parámetro aplicado al sector privado no sectorizado (el valor de las instalaciones o tamaño de la empresa o negocio). Los niveles vigentes en esa actividad, que es parte esencial del turismo, son de RD$5,191 al mes para los establecimientos con existencias por debajo de RD$2.0 millones; RD$5,768 para los que tienen de RD$2.0 millones a RD$4.0 millones, y de RD$8,040 al mes para los que superan ese monto.

    El universo de tarifas de salarios mínimos revisables por el CNS incluye taxativamente al sector Calzados: carteras, bultos, correas, cinturones y afines; Industria Azucarera, Sector Construcción y Afines: varilleros, pintores, electricistas y plomeros.

    Además, están bajo el esquema de revisión tarifaria salarial los carpinteros, los operadores de máquinas pesadas en el Área de la Construcción, de máquina pesada en el Área Agrícola.

    Gozan también de regímenes especiales de salarios mínimos diferenciados las instituciones sin fines de lucro, las zonas francas industriales, las zonas francas en Áreas Deprimidas, y las ONG que prestan servicios de salud y educación a personas con discapacidad. En la próxima revisión salarial que se hará, incluirá las ONG prestatarias de servicios a terceros de manera gratuita.

    Los niveles salariales cuya facultad de revisión las tiene el CNS están vigentes desde el 1 de junio del 2013. En la nueva fase de discusiones que iniciaron y que el próximo jueves tiene prevista una reunión, los trabajadores han adelantado su petición de que haya un aumento general de 30% y que sea con carácter retroactivo al primero de enero. La posición institucional de los patronos se fundamenta en la evolución de la inflación, medida por el Banco Central.

    República Dominicana figura entre los países de la región que tienen salarios más bajos, con salarios mínimos por debajo de Haití, Nicaragua y Bolivia, sólo superado por México, según determinó un estudio comparativo del Banco Central. El estudio establece que en México se paga un salario mínimo de 166 dólares, en República Dominicana de 231 dólares, en Haití de 238 dólares, en Bolivia de 243 dólares y en Nicaragua de 252 dólares..

    Técnicos del Banco Central elaboraron un cuadro donde se refleja que en Uruguay se paga un salario mínimo de 295, al igual que en Guatemala; mientras que en Brasil llega a los 298 dólares, en El Salvador de 319 dólares, en Venezuela de 382 dólares, en Colombia de 396 dólares, en Perú de 396 dólares, en Panamá de 462 dólares, en Ecuador de 463 dólares, en Honduras de 471 dólares, en Chile de 487 dólares, en Costa Rica de 496 dólares, en Paraguay de 592 dólares y en Argentina de 940 dólares.l

    Poder adquisitivo de los salarios muy limitado

    Referidos al costo de la canasta familiar—que es la suma de bienes y servicios básicos que demanda una familia según sus niveles de ingresos—las escalas de salarios mínimos vigentes cubren entre un 41.25 y 89.73% del costo de esas necesidades.

    En el caso de los salarios mínimos no sectorizados, la cobertura va de 54.73% a 89.73 por ciento del costo de la canasta. El salario mínimo del sector público cubre el 48.61% y en el caso de los vigilantes solo les da para adquirir el 75.70% del valor de sus necesidades esenciales. Desde que se comenzó a aplicar la actual estructura de salarios mínimos, en junio del 2013, el costo de la canasta familiar calculada por el Banco Central para el primer quintil ha aumentado RD$1,729.57 (un 6.15% y la nacional RD$933.60, equivalente a un 3.50%. 

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorPN busca cuatro que mataron un hermano de Antonio Marte durante asalto
    Noticia siguienteJuntos y combinados