Fundación dice invasores de tierra no actúan solos

    A la República Dominicana le llegó la hora de poner el orden, y lo primero que debe corregirse para empezar bien son las invasiones de tierra, que constituyen una amenaza permanente.

    La advertencia la hizo ayer la Fundación Pro-Defensa del Derecho de Propiedad (Fundepro) a través de su presidente Santiago Moquete, quien aseguró que cuando los grupos o mafias dedicadas a la actividad ocupan de manera ilegal y a la fuerza una propiedad, arrabalizan las zonas y las desarrollan caóticamente.

    Pero los invasores no actúan solos según dice Moquete, en una entrevista para el periódico elCaribe, sino que consiguen otros respaldos desde más arriba. Dijo que tiene evidencias (mencionó incluso algunos nombres con sus apellidos en la conversación) de que detrás de las invasiones se esconden dirigentes políticos y choferiles, que en base a eso consiguen popularidad. “Conocemos de un regidor que es uno de los jefes de las invasiones en Pedro Brand”, apuntó el presidente de Fundepro.

    Calculó que en la fundación que preside hay miles de títulos cuyos dueños solo tienen el derecho de propiedad, “lo cual es algo esotérico”, porque la propiedad real la tienen otros que no reciben el castigo de la sociedad por el delito de haberles conculcado ese derecho a los propietarios.

    “Mientras tú tienes regulaciones municipales que obligan a un constructor a hacer una calle de un ancho tal, a servir agua y a sacar las aguas negras de manera ordenada y con plantas de tratamiento, el invasor no hace nada de eso. Lo peor es que los políticos van detrás de los invasores a consolidar los asentamientos con cuestiones políticas. Van a hacerles calles, a llevarles energía eléctrica (…). Es decir, que el primer enemigo del ordenamiento no es la gente que actúa dentro de la ley, porque a esos tú los puedes regular. Los enemigos son los que actúan al margen”, indicó.

    La fundación saludó las dos medidas que el Gobierno está en proceso de tomar. Se refiere al anteproyecto de ley de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelo que será introducido este 27 de Febrero en el Congreso Nacional por el presidente Danilo Medina, y a la parte que atañe al endurecimiento de la pena para los invasores. Sin embargo, sostuvo que no es suficiente con endurecer las penas, sino que debe existir una policía que actúe y que no se ponga en contubernio con los violadores de las leyes, en adición a una justicia que tome acciones precisas.

    Antes, la fundación recibía quejas diariamente de gentes a las que les habían “arrebatado sus predios”; en la actualidad las denuncias y quejas llegan más o menos cada 15 y 20 días. O sea, que dentro del cuadro negativo existentes se perciben algunas mejoras.

    A quienes sufren las incursiones forzosas e ilegales de sus terrenos la Fundepro les ofrece respaldo judicial, tanto para poner la querella en la Policía como para ir a los tribunales en caso de que haya que someterlos. “Sin embargo, ya hay un marco policial que nos desborda; a veces conseguimos que la Policía sea responsable y otras veces no. Depende de las zonas, de los comandantes o de la vinculación de la estructura policial con los invasores. Hay muchos elementos”, plantea Moquete. Y agrega que ordinariamente y cada vez más, la Policía se ha hecho más cauta con eso, porque el nuevo Código Procesal sacó las invasiones de tierras del delito penal público y lo convirtió en penal privado, haciendo que la acción contra el invasor deba ser llevada directamente por el afectado a un juez. “Y a los jueces no les gusta mucho bregar con ese tema”, lamenta.

    ¿Y las de vocación agrícola?

    En otra parte de la conversación con elCaribe, Moquete advirtió sobre el peligro de que el país vaya quedándose sin tierra para producir alimentos porque se le está dando otro uso. “Creo que el problema es grave y creo que en zonas como el Cibao central en unos años, si no la ordenamos, no vamos a tener tierras donde producir la comida y los bienes exportables, que hoy son muy importantes”.

    Rememoró que desde los años 70, cuando en el gobierno de Joaquín Balaguer comenzaron a construirse las grandes avenidas advirtió que sin una ley de ordenamiento territorial que detuviera la urbanización de terrenos agrícolas, iba a haber un problema. En aquella época logramos, específicamente para Jarabacoa, que se hiciera una reglamentación, porque el proceso turístico de allí estaba acabando.

    “A pesar de...”, tenemos seguridad jurídica en RD

    Santiago Moquete aseguró que aún con la situación descrita, República Dominicana no está en su peor momento de la historia. “La seguridad jurídica siempre ha estado amenazada desde la muerte de Rafael Leonidas Trujillo, pero estamos posiblemente en uno de los momentos de mayor seguridad jurídica porque se ha organizado el Tribunal de Tierra y los títulos son más seguros, pero eso es lo formal. Lo real es que si no se actúa contra un invasor, tú no haces nada con tener un título”, advirtió.

    Y dijo: “De derecho, nosotros tenemos buena seguridad jurídica, de hecho, hemos mejorado mucho, si se toma en cuenta que hace 20 o 25 años las invasiones de terrenos se producían prácticamente todos los días”.

    “Hay que entender que es un problema social y político. Y la política es un paradigma que donde incide no hay racionalidad en nada”. Pidió a los cabildos asumir mejor su tarea. “Que los ayuntamientos asuman la tarea, porque, por ejemplo, a veces se construye un asentamiento en un terreno clase “A”, cuando tú tienes al lado una zona rocosa que puede ser usada para eso. Lo que ocurre es que quizás el dueño del terreno clase “A” tuvo la iniciativa y el otro no. Ahí es cuando el ayuntamiento debe decir no, ahí no me construyas”, expuso.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorAngelinos: Josh Hamilton se operará el hombro
    Noticia siguienteFelipe Alou, al Salón de la Fama de Canadá