María Montez

    En este, como en cualquier otro biopic, la principal falla, casi como regla, es que tiende a presentar al personaje protagónico envuelto en una compilación de episodios ilustrativos de su vida, pero con poca o ninguna alma. Todo el que intenta realizar cine biográfico sale mal, y si acaso sale bien, jura no volver a hacerlo. Entonces, no es culpa de que no emocione o no cautive, simplemente alguien fantasea como el personaje cuando lo más que parece es una muñeca y nunca la de alguien que revive en la pantalla. Pero además, la reina del tecnicolor es una figura conocida, de un gran carisma, y esto no se ve en la película. La actriz carece de la fuerza visual de la Montez y siquiera tiene el “aire”, pero ya de eso tampoco nadie y ni siquiera ella tiene la culpa porque es que por más que se intente nadie puede resucitar a un mito. Lo otro que no ayudó es que la historia se muestra como un “cuento de hadas” y sabemos que ella no vivió eso, porque sabemos que tuvo que valerse de mil trucos para vencer, otros mil trucos para mantenerse arriba hasta que harta ya de todo se refugia en Francia donde muere casi en la miseria, pero donde tuvo la oportunidad de vivir la vida que quería y mostrar su talento como quería. Ese ocaso de su vida pudo haber sido la estrategia perfecta para contar su historia.
    El hilo narrativo de la historia parece el adecuado porque se parece a la idea de aquella chica que conquista al mundo y logra el “sueño americano” de triunfo, de éxitos, de glamour a todo dar. Se dice de ella que era audaz, bizarra y testadura. Cosas que se presentan mimetizadas, pero no lo sentimos simplemente porque hay prisa en contarnos cosas de ella y no en interiorizar en la psicología de una mujer que se destacó y ciertamente comandó su vida en un mundo patriarcal. La estrategia usada suele ser ingenua e incompetente para crear personajes opuestos al protagonista o situaciones donde el personaje cambia, y de hecho no existe transformación en el personaje. No existe una idea filosófica. Todo es cliché del tipo habitual en ese prototipo de filmes genéricos. Interesante ver que siendo una “reina” nunca conquistó un premio.

    HH Dirección: Vicente Peñarrocha. Guión:
    Alejandro Andújar.

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorLicey se acerca al cuarto; árbitros, involucrados en un accidente
    Noticia siguienteTrajano califica de “clientelistas” las visitas sorpresas del presidente Medina