Algo más que moda

    Siempre me imaginé cómo sería tratar con una persona como ella. Cuando iba a cubrir el evento de Dominicana Moda, la veía sentada sobria, concentrada y elegante; no me imaginaba que sería la persona que conocí este día.

    Con serenidad y amabilidad me recibe en su despacho, una dama que “nunca pierde la cordura”, que es –relativamente- nueva en el mundo de la moda se enfrenta con muchas críticas y retos por delante de este magno proyecto.

    Dominicana moda, indiscutiblemente ha crecido de una manera significante, con mucho esfuerzo, dedicación y sacrificio ha logrado posicionarse en el caribe por su estrategia y exposición.  “Hemos sido tres personas que han luchado por conseguir que la moda de nuestro país, no solo sea conocida aquí, sino que internacionalmente se conozcan” agrega Mirka.

    “La semana de la moda ha crecido, pero definitivamente Dominicana Moda no es rentable” Mirka González

    ¿Qué falta?

    Lo que necesitamos es el apoyo del gobierno, Francisco Javier García está en el Ministerio de Turismo, él ha entendido el evento y nos ha apoyado. Pero nos hace falta una entidad que crea en este proyecto y nos apoye firmemente.

    ¿Qué otro apoyo?

    Siempre hemos abogado por la parte de CEI-RD, se involucre de manera activa. Pero necesitamos que traigan compradores, para que ese Mall sea algo más que esto, llegue a ser una feria. Para que todo el mundo se mueva. Industria y Comercia vea nuestra importancia, alcandía; es una fiesta de la ciudad. Ha sido una lucha interminable. Hemos tocado todas las puertas, la parte de la zona franca.

    ¿Qué les falta?

    Dominicana Moda en el cuarto año tenía los objetivos logrados. Ahora la parte de nosotros es que se va DM un lugar donde nuestros diseñadores no se queden aquí. Que salga, encontrar compradores.

    Antes era que el mismo dominicano no conocía sus diseñadores. Nosotros hemos abierto una puerta, para que todo esto sea factible.

    Yo sé que no es la prioridad para el gobierno, pero ya es hora de que se vaya poniendo un acápite para la atención a la moda. Esta es parte de la República Dominicana. Nos caracterizamos por una moda tropical y elegante. La mujer dominicana viste bien.

    Ahora bien, es una organización increíble. ¿Cómo lo logran?

    Creo que la clave está en que tenemos un equipo muy sólido e identificado con el evento. El día siguiente que se acaba Dominicana Moda, estamos programando la del siguiente año. Desde antes estamos haciendo los contactos de los diseñadores  internaciones.

    Somos tres cabezas: Sócrates, Fidel y yo. Los tres trabajamos con la misma idea, mismo objetivo. Aunque este proyecto quien lo tenía escrito era Sócrates y luego nos busca a nosotros, desde entonces hemos trabajado hombro con hombro. Trabajamos con el mismo fin y es trabajar para que la moda dominicana sea conocida y se convierta en una verdadera producción y venta de los diseños dominicanos.

    Tenemos reunión todos los miércoles por la mañana o aquí en la oficina central o en el hotel.

    Vamos a dar un poco para atrás a la entrevista, de los inicios de este proyecto, cómo inició todo.

    La verdad es que nosotros empezamos jugando. Fue un evento de un día y cuando de momento teníamos que hacer el segundo y el tercero y la demanda seguía para el cuarto; me impresioné. Nunca me imaginé que iba a ser así.  Este fue un evento que nació de la mano de Dios, no hay otra explicación.

    Siempre la hemos visto bien arreglada y puesta en el evento, ¿cómo es su día a día en Dominicana Moda?  ¿La ayudan a cambiarse?

    Bueno, vamos a ver... Primero me levanto a las 7:00 AM y me voy a dormir a eso de las 2:00AM, estoy hasta que se cierra la puerta. Estamos cada uno por su lado. A veces nos reunimos y hablamos un poco de lo que pasó.

    Me levanto y desayuno con alguno con los invitados.  Normalmente hago mi trabajo de oficina, porque aquí vienen los detalles y hay que resolverlo.

    Mis sobrinas siempre están al lado mío, mi familia es un apoyo incondicional. Quince días antes ya yo tengo toda la ropa que voy a usar. Yo tengo una sobrina que me dice lo que voy a llevar en el día y en la noche. Otra de ellas es la que duerme conmigo en el hotel y me ayuda en esa semana.

    El trabajo pesado de las improvisaciones.

    Cuando ellos llegan se les hace el casting, se le hace el fitting, le tenemos una modista, transporte. Le tienen una agenda completa de actividades.

    Normalmente vienen un miércoles, nosotros le preparamos una agenda junto con la fundación. En este caso llega el miércoles y tenemos una cena y compartimos. Al otro día tenemos el programa hecho de visitar la fundación que los va a promocionar. Después se le lleva a almorzar, luego la ruta de prensa, el casting y fitting (el viernes). El sábado descansan un poco y luego viene el desfile.

    La satisfacción más grande es ver cómo termina cada día.

    Y para finalizar le pregunté ¿cuánto cuesta hacer este evento? y entre risas llama a Jairo Aldana que está en su oficina al lao de la de ella y le dice “oye qué pregunta. Volvemos al tema”. Al parecer ya o una pregunta saturada por los medios o un tema no muy  grato para ellos. Éste responde “mucho trabajo, esfuerzo y dedicación” al que doña Mirka agrega “Eso es lo que cuesta, mucho sacrificio, trabajo y esfuerzo”. 

    Queremos ofrecerte lo mejor de nosotros
    ¿Te gusta el contenido de este artículo?

    Compartir
    Noticia anteriorPared: sentencia de la CIDH carece de validez
    Noticia siguienteEl caparazón de DominicanaModa